Mundo


Los refugiados políticos más famosos de la historia

Exiliados. La llegada de Evo Morales a Argentina como refugiado vuelve a poner de actualidad una figura política, muy arraigada en México, que a lo largo de la historia se ha demostrado esencial para el devenir de la humanidad, desde José Martí hasta Einstein

Los refugiados políticos más famosos de la historia | La Crónica de Hoy

Evo Morales

Un golpe de Estado del ejército el pasado 10 de noviembre obligó al presidente boliviano Evo Morales a huir del país en medio de una creciente tensión social que le hizo temer por su vida. México fue su primer destino dos días después, pero tras la llegada del izquierdista Alberto Fernández al poder en Argentina, se trasladó allí el 12 de diciembre, para estar más cerca de su país.

León Trotsky

El creador del Ejército Rojo tras la Revolución Rusa tuvo que exiliarse en 1929 tras enemistarse con el entonces dictador soviético, Iosif Stalin. Primero llegó a Estambul, luego a Francia, después a Noruega, para viajar finalmente a México en 1936, invitado por el presidente Lázaro Cárdenas. Famosamente, cuatro años después, en Coyoacán, Trotsky fue asesinado por un agente soviético que se ganó su confianza, el catalán Ramón Mercader.

Albert Einstein

El científico judío alemán ganó el premio Nobel de física en 1921, sin embargo, ante el ascenso del Partido Nacionalsocialista de Adolf Hitler, empezó a tener problemas para trabajar. Ante el hostigamiento nazi al pueblo judío, Einstein aceptó una oferta de Estados Unidos para trabajar en la Universidad de Princeton y se mudó en diciembre de 1932. Allí vivió, hasta morir en 1955, y desde 1940 lo hizo nacionalizado estadunidense.

Fidel Castro

Es de sobra conocida la andadura de Fidel Castro como revolucionario y como dictador cubano, pero antes de ­derrocar al dictador Fulgencio Batista, el 1 de enero de 1960, Castro estuvo refugiado en México, a donde llegó en 1955, con apenas 29 años. En tierras mexicanas empezó a organizar el Movimiento 26 de Julio, para regresar en 1956 a Cuba e iniciar la revolución guerrillera.

José Martí

Recordado como uno de los mayores héroes latinoamericanos modernos, Martí lideró el alzamiento que inició en 1895 la Guerra Necesaria, en la que murió, y que inició el camino hacia la independencia cubana de España. Sin embargo, antes de iniciar su periplo revolucionario, el político, filósofo y poeta se exilió con su familia en México. Y tras regresar a La Habana en 1877, fue deportado de nuevo a España, desde donde se instaló en Nueva York hasta el inicio de la guerra.

Luis Buñuel

El famoso cineasta izquierdista huyó durante la Guerra Civil española, a finales de 1936, manteniéndose fiel a la Segunda República, y se instaló primero en Francia, luego en Estados Unidos y finalmente en México, donde se nacionalizó mexicano y vivió hasta su muerte en 1983.

Mohamed Reza Pahleví

El último sha de Irán huyó del país ante el inminente triunfo de la Revolución Islámica, a inicios de 1979. Él y su familia iniciaron un peregrinaje que incluyó México, además de Marruecos, Bahamas, Ecuador, Estados Unidos y Panamá.

Finalmente, Pahleví se instaló en Egipto, pero murió poco después, en 1980.

Robert Capa

Aunque bajo este seudónimo se incluye material de Endre Ern Friedmann y de su pareja, Gerda Taro, es él quien captó la reputación. El icónico fotógrafo tuvo que huir de su Hungría natal en 1930 por su oposición a la dictadura fascista, y se mudó a Alemania, donde de nuevo tuvo que salir por la llegada de Hitler al poder. Se instaló en Francia, desde donde llegó en 1936 a España para cubrir la Guerra Civil.

 

Rigoberta Menchú

México tiene el honor de haber dado asilo también a la ganadora del Nobel de la Paz de 1992. Menchú empezó a denunciar los abusos del régimen guatemalteco hacia los campesinos indígenas a mediados de los ochenta, lo que la obligó a exiliarse en territorio mexicano. Desde allí levantó su voz, se hizo famosa y tras recorrer el mundo pudo regresar a su país para seguir de­sarrollando su labor de defensa de los derechos humanos.

Milan Kundera

El reputado escritor fue noticia hace pocos días, después de que el gobierno de la República Checa le restituyera el 5 de diciembre la nacionalidad checa, que el régimen le había retirado en 1979. Tras participar en la Primavera de Praga, en 1969, el Partido Comunista checoslovaco lo expulsó, y tuvo que exiliarse a Francia, que le dio la nacionalidad, y donde reside desde entonces.

Comentarios:

Destacado: