Nacional


Mata la diabetes a más personas que la malaria, el VIH y la tuberculosis juntas

Tratamientos orales para controlar niveles de glucosa, de principio funcionan, pero no es suficiente como lo es un tratamiento inyectable, advierte el doctor Mike Doustdar, director de Operaciones de la Farmacéutica Novo Nordisk

Mata la diabetes a más personas que la malaria, el VIH y la tuberculosis juntas | La Crónica de Hoy

En el 2021 se cumplirán 100 años desde que se descubrió la insulina para uso humano y al día de hoy, la curva de prevalencia en todo el mundo va ascendiendo de una manera acelerada.

Mike Doustdar, director de Operaciones de la Farmacéutica Novo Nordisk, señaló en entrevista que se estima que hay 425 millones de personas diabéticas en todo el mundo, y el grave problema es que la mitad de éstas no saben que tienen esta enfermedad.

En el marco de la 55 Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, que se lleva a cabo en Barcelona, España, mencionó que “alrededor del 10 por ciento —de unos 10 mil asistentes— están enfermos y de éstos, el 50 por ciento no lo saben.

“Hablamos de que estas personas están entrando a una reunión sobre el estudio de la diabetes, alrededor de 500 personas están aquí sin saber que tienen esta enfermedad”, resaltó.

El directivo precisó que cuando una persona es diagnosticada con diabetes, lejos de comenzar a atender el problema, como pudiera ocurrir con cualquier otra enfermedad, “la gente sale corriendo y lo evade, tratando de no hablar del asunto”.

Esto ha llevado a que el costo de atención de esta enfermedad ascienda a seis billones de dólares al año a nivel mundial, pero más allá de estos costos, pierden la vida alrededor de cinco millones de personas por causas relacionadas con la diabetes, cifra que es superior al total de personas fallecidas por tuberculosis, malaria y VIH juntos, incluso más que algunos cánceres.

El problema con la diabetes es que la enfermedad controla a los pacientes en lugar de que sea al revés, así como el miedo de muchas personas a llevar un tratamiento inyectable, y que para el caso de México la proporción del número de personas que se inyectan, respecto al resto del mundo es considerablemente bajo.

LA VENTAJA DE LAS INYECCIONES. Al respecto, Mike Doustdar puntualizó que llevar tratamientos orales para controlar los niveles de glucosa en sangre, en principio pudiera funcionar bien, pero llega un momento en el que eso no es suficiente “y para cuándo se procede a un tratamiento inyectable, es demasiado tarde”.

Esto ocasiona la falsa creencia de que inyectarse insulina va a dejar ciega a la gente, lo que sucede, puntualizó, es que mucha gente decide postergar lo más posible el uso de la insulina, y prácticamente la usan porque así lo decide el médico, “pero ya hay daño en el organismo y esa persona de todos modos se iba a quedar ciega.

La gente, en la mayoría de las sociedades, no considera a la obesidad como una enfermedad sino como una responsabilidad de cada persona (por comer demasiado o no hacer ejercicio) sin embargo, hay que darle mucha más importancia a la genética y metabolismo de cada individuo, así como a una adecuada educación temprana.

Debemos dejar de avergonzar a las personas debido a la obesidad y pensar cómo podemos ser una sociedad más sana.

Recordó, además, que México tiene la quinta población más grande en todo el mundo de personas con diabetes, pero la primera en cuanto a obesidad y sobrepeso.

Cuestionado respecto a por qué la diabetes prácticamente se registra en todo el mundo, señaló que eso se debe a la rápida urbanización de las ciudades y la falta de una alimentación saludable en adultos y niños, sustituida por comidas rápidas ricas en grasas y carbohidratos.

“Te puedo decir que en los 45 minutos que duró esta entrevista, 300 personas murieron por diabetes”, así de importante es este padecimiento y la gente debe acudir al médico a atenderse con alguno de los muchos tratamientos médicos que hay en el mercado, como es el GLP-1, Novo Nordisk, que permite controlar los niveles de glucosa en sangre, mejorar el nivel de peso, reducir el riesgo cardiovascular, y por su facilidad de uso, una inyección a la semana, garantiza un mayor apego al tratamiento, medicamento que llegará a México el próximo año.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -