Opinión


¿Mejor cancelar que remediar?

¿Mejor cancelar que remediar? | La Crónica de Hoy

Muerto el perro, se acabó la rabia

 Dicho popular

 

 

El gobierno federal ha decidido cancelar una serie de proyectos y programas dando como explicación que no funcionaban correctamente por culpa de la corrupción.

Pareciera que se trata de desmantelar todo lo que hicieron anteriores administraciones porque desde el punto de vista del presidente, todo está mal y debe cambiarse.

Se aplica el criterio de que “es mejor cancelar que remediar”, así lo hicieron con el Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco, donde sin importar el costo, pararon la obra sin tener un proyecto ejecutivo alterno.

En el mismo sentido, sepultan programas de beneficio social ante la presunción de que existe corrupción en su operación, en lugar de proceder de acuerdo con la ley y llevar a proceso a los responsables.

Así sucedió con las estancias infantiles, donde de un plumazo retiran los subsidios y prefieren entregar el dinero de manera directa a los beneficiarios, al más puro estilo de la escuela neoliberal.

A los niños, “que los cuiden sus abuelos”, dejando de lado lo que conllevan las estancias infantiles, desde lo pedagógico hasta el desarrollo integral de la familia.

No sólo causan problemas a las madres de familia, a sus hijos, sino que además terminan con la fuente de trabajo de miles de personas.

Andrés Manuel López Obrador llega a la presidencia como resultado del hartazgo social producto de los excesos de una desprestigiada clase política.

El día de hoy, comienza a preocupar la idea de que la prometida Cuarta Transformación, no se trate de otra cosa más que un simple cambio de nombre y colores, pero del mismo sistema putrefacto que tanto daño ha ocasionado.

Esperemos estar equivocados y que se trabaje por apuntalar  aciertos, corregir errores y fortalecer las instituciones que tienen por objeto salvaguardar el bienestar de todos los mexicanos.

@jorgegavino

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -