Mundo


México avisa al nuevo gobierno boliviano que no censurará a Evo

El candidato opositor Carlos Mesa y la presidenta interina Jeanine Áñez criticaron que pueda “promover la violencia” de su exilio mexicano. La ONU nombra mediador para buscar una salida a la crisis

México avisa al nuevo gobierno boliviano que no censurará a Evo | La Crónica de Hoy

El gobierno de México defendió este jueves la libertad de expresión del expresidente boliviano Evo Morales al responder a las críticas del nuevo gobierno interino de Bolivia, que ayer criticara con dureza que se permita al derrocado Evo Morales “promover la violencia desde su exilio mexicano”.

A los señalamientos de que los mensajes de Morales violan el otorgamiento de asilo bajo el Tratado sobre asilo y refugio político de Montevideo (1939), la Secretaría de Relaciones Exteriores dijo que la libertad de expresión de los asilados “no está sujeta a mayores limitaciones que las que tendría cualquier ciudadano mexicano”.

“No se puede coartar la libertad de los asilados”, apuntó en un comunicado la Cancillería al citar el artículo VII de la Convención Americana y la Convención sobre Asilo Territorial, del que México es parte desde 1982.

“¿Cómo es posible?” Carlos Mesa, candidato rival de Morales en las elecciones del 20 de octubre, declaradas fraudulentas por la OEA, pidió al Gobierno de México “que respete su propia tradición histórica” y “no le permita a Morales seguir haciendo una política destructiva, divisionista y de confrontación” en Bolivia.

“¿Cómo es posible que México, un país que tiene una tradición histórica de asilo, y que le ha dado asilo y hasta ahí no hay nada qué decir, le permita a Morales declarar políticamente, hacer acusaciones, participar en la política boliviana, promover la violencia y la división?”, se preguntó.

En el mismo sentido, el gobierno de la presidenta interina, Jeanine Áñez, lamentó las “declaraciones incendiarias” que ha estado haciendo Morales desde que llegó a México el martes, “que no están buscando paz”.

Mediador de la ONU. La ONU anunció que ha nombrado un mediador para la crisis en Bolivia y entre ayer y hoy estará aterrizando en La Paz.

El jefe de Naciones Unidas, António Guterres, encargó esa tarea al experimentado diplomático francés, Jean Arnault, que ejercerá como su enviado personal y su objetivo será “apoyar los esfuerzos para lograr una solución pacífica a la crisis, incluyendo a través de elecciones transparentes, incluyentes y creíbles”.

Evo agradeció “al hermano Guterres por nombrar al diplomático Jean Arnault como su enviado especial”, sólo horas después de que solicitara mediación a Europa o al Vaticano.

Comentarios:

Destacado:

+ -