Opinión


Mi modesta mirada, maese Morales

Mi modesta mirada, maese Morales | La Crónica de Hoy

Miremos mapuches mágicamente magnetizados, medianamente morigerados.

Miradas mustias, melancolía memoriosa mientras mascan masquiña. Magujos magullados, magnánimos magnates, ¡mi madre!

Miles marchan montoneros; macizo manojo mostrenco.

Ministro Marcelo metió mano munífica, munificente.  Maestro mandatario Manuel macuspano, mandón, movió majestuoso monoplano. Me marcho. Marco mi morada

Mantuviste mucha maniobra militar, mata muerta, montañas molidas. Mostaza menor.

Miércoles: Maestro Morales mora muy majo mi museo mexicano, mi mesón, mientras muchos matarifes muelen multitudes miserables.

Mata Máuser, mortifica milagros y mercedes; marca mecates. ¿Moscú ministra monedas?

Mentiras, molécula, mentiras.

Mazatlán, Minatitlán, México mandan más.

Mereces Maratón, maestro Morales. Marchaste millonario, moviste masas mil, mercaste material militar, mas milicos malignos mecieron mobiliario. Menearon manivela, manjar miraflorino. Maduro Miraflores.

¿Madrazo militar, machetazo? ¿Matar, morir?

Mejor marchar, moverse mercurial, mucha madeja, mucho macuco.

Méndigos mandriles, malvado Meza, maligno mariscal montarás, montuno. Me mandaste mastuerzo. Me moví.

¡Marcelo, Manuel, mexicanos!, ¿me mandan máquina?, me merezco mantel, manta, mantecado, mole, mil macarrones; mameyes, mamilas, me ministran múltiples manzanas, mermeladas, meros, mojarras, marlines mazatecos, mazapanes, mixiotes…

Maniqueos mexicanos, más menos, me murmuran maldiciones.

Me mirarían muerto, maestro Marcelo.

Métanse mis mitologías, merecen mercaderes, mercenarios, misóginos (¿mal mentado?), machistas, militaristas meones, milenarios mitos me mantienen muy macizo; maleducados, malandrines, mis manifestaciones más maravillosas me merecen maíz.

¿Mande?, ¿Maduro?

Mientras, mando mensajes mexicanos.

Miércoles:  Mañanera me mueve muy motivadora madrugada, me marca manguera, mangos, melones; me meriendo muy macho.

¿Madrugada menciono?

Me mandaron madriza, me madrugaron, me mangonearon. Máximo movimiento mafioso, marcan meninges, movino, maropa,*  menestrales, machuchones, magazos macilentos.

Me mandaron muchos metros. Miles, millones.

Mi magro mesmerismo mágico musical, merma mucho.

Me malviajo, me molesto. Mienten maestrepasquines, mandan malos memorándums me marcan millas, me maltratan magueyes, magrean mis méritos, mueven mis matemáticas.

Mis manifiestos,  menos macilentos.

Mi magnolia maligna: mejor, manduquen majada, miserables.

Malograron mi movimiento. Mi MAS.

Mirábamos muy merecido mundo mejor.

Menos malos, más mercedarios; menos masoquistas mercenarios, manchegos mendaces, militantes menores.

Me mintieron, me mostraron muecas; mostrenco mercantil.

Merecen madre meretriz, mastiquen mota manirrotas, machorras malparidas, malas menstruaciones. Me mirarán moler mandioca, mostrarán misterio mayúsculo.

Mesaré mi melena, merma mi mesada. Mesalina metabólica. Menos mal. Miré mi metacarpo, mi metamorfosis mutilada, mi momento mayor.

Mal manejo mostraron mis ministros.

Mendaces, mendosos, me manejaban mi matatena.

—Mesías, me mentaban medrosos.

—¿Mesías, mi mesenterio, mi meninge, mi malhadada migraña. Malnacidos, melenudos menores, más montañas moveré, más médicos melifluos, más melgas,

Mecí mi mar muerto. Me mataron mi melodía. Mis minerales maravillosos, mis músicas mortecinas, mis membretes mencheviques. Mi morada mexicana, mi maleta menor, mi manteca, mi maní.

Mahoma mueve montañas.

Morales mastica molletes, mollejas molidas, milanesas magras.

—¿Miedo, mucho miedo?

¿Mi mano metralleta?, muéstrame Moneda, médico.

Márcame mialgia. Matemos mercenarios, montemos Moncada, merezcamos memoria.

Microcosmos del miedo, malevaje mendocino. Monetarismo moralista, moralino. Mundo minúsculo, minino, minarete mosqueado, matarife muletero, mechón mechado, muela minada, minúsculo miligramo.

Madre, mía, madre Morena, mi malpasado minero, mi miope miseria, mi marquesina minoritaria, mi manutención mocha, mi mensajero mestizo, mi mapache, mi mellado miocardio, mi melanina menor, mi mestizaje molesto, mi monotema, mi melopea mirringa, mi monóculo martirizado, Madero; mi margen mayor, mi mosquito mistagogo.

—¡Marchen!

Menguante movimiento me muestra mordaz mi marzo, mi Marte.

Mañana matarán “masistas”. Mis mareas movedizas merman motilidad. ¿Me marcas motete? Mil mariposas, mil moluscos, mil mañanas manidas.

Merezco más. Más. Me moverían mil motocicletas, muchacha meteorito, mascada muy marchosa.

Muda, minusválida muchedumbre mueve múcura. Muellemente mueles monumento.

Mi monumental maravilla. Mi migraña: Mejor, mejora, Mejoral.

—¿Mes maldito? Mayo.

Matador, muestra más maestría.

Maldice moco mucilaginoso. Mujer, menina, más moñuda.

Mientras muerdas micrófonos, mostrarás músculo.

Malvados mentecatos manipuladores. Me minan mis monólogos monocordes; místicas misiones misericordiosas.

Me marcho, Marcelo, me marcho, Manuel.

Mucha mamada mencionamos. Mejor marcamos mañana.

*Lenguas oficiales en Bolivia. 

 

 

 

Twitter: @CardonaRafael

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -