Mundo


Mueller ratifica en el Congreso que Trump “no está exculpado”

El exfiscal de la trama rusa se apega a su informe, pero añade que ve “más que preocupantes” los tuits del presidente elogiando a WikiLeaks en 2016 y advierte sobre intromisión de Moscú en 2020

Mueller ratifica en el Congreso  que Trump “no está exculpado” | La Crónica de Hoy

Robert Mueller, al empezar su declaración, ayer, ante el Comité de Inteligencia de la Cámara baja.

Robert Mueller, el ex fiscal especial de la trama rusa, contradijo este miércoles al presidente de EU, Donald Trump, y afirmó ante el Congreso que “no” ha exonerado al gobernante de ningún delito, por lo que podría ser enjuiciado cuando abandone la Casa Blanca.

“El presidente no fue exculpado por los actos que supuestamente cometió”, manifestó Mueller durante una esperada comparecencia ante el comité Judicial y el de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Trump ha asegurado repetidamente que fue exonerado de manera “completa y total” con el informe final que presentó Mueller tras dos años de investigaciones, pero ayer el exfiscal reiteró que no podía acusarle de ningún crimen debido a un dogma del Departamento de Justicia que establece que un presidente no puede ser imputado mientras ejerce el cargo.

Cuestionado por el presidente del comité judicial, el demócrata Jerry Nadler, Mueller aclaró que el gobernante “sí” puede enfrentarse a un juicio cuando deje la Casa Blanca.

En marzo de este año, Mueller entregó al Departamento de Justicia un informe en el que resumía los hallazgos de su investigación, que se centró en averiguar si el equipo de Trump “conspiró” con el Kremlin durante las elecciones de 2016 y si el mandatario había tratado de obstruir la investigación.

En su informe, Mueller escribió que no podía imputar a Trump, pero destacó que si hubiera estado “seguro” de que el presidente “claramente no había cometido un crimen de obstrucción a la justicia”, entonces lo habría dicho, algo que los demócratas interpretan como una señal del mal comportamiento del gobernante. Al respecto, en uno de los momentos más tensos de la audiencia y en respuesta a preguntas del republicano Jim Sensenbrenner, Mueller aseveró que su “misión” no es determinar si Trump debe ser sometido a un juicio político en el Congreso y dejó esa decisión en manos de los legisladores.

“PROBLEMÁTICOS ES POCO”. Las respuestas de Mueller generaron frustración tanto entre los demócratas, que esperaban que el ex fiscal especial, de 74 años, atacara a Trump, como a los republicanos, que ansiaban que lo exonerara.

Sin embargo, Mueller sí concedió a los demócratas dos momentos que claramente atacan a Trump. Por una parte, ante la pregunta de cuál es su opinión sobre los tuits en que, poco antes de las elecciones de 2016, el entonces candidato republicano elogiaba a WikiLeaks, contestó: “Problemáticos… sería quedarse corto, en términos de lo que muestran, en términos de dar esperanza o amplificar lo que es y debería ser una actividad ilegal”.

AMENAZA RUSA. Por otra parte, aunque el informe descartó que la campaña de Trump se coordinara con Moscú para ganar las elecciones, Mueller insistió en que Rusia interfirió en los comicios de 2016 y advirtió que lo interferirán de nuevo en 2020: “Lo hacen mientras estamos aquí sentados y esperan hacerlo en la próxima campaña”, aseguró.

“UN MUY BUEN DÍA”. Aunque el presidente Trump aseguró el lunes que no tenía previsto seguir la comparecencia, ayer lanzó una cascada de tuits desde el inicio de la sesión. El mandatario consideró que “no hubo defensa” para el “ridículo fraude” que supuso la investigación, y añadió que las declaraciones de Mueller fueron un “desastre” para los demócratas. “Tuvimos un muy buen día, el Partido Republicano”, zanjó.

Comentarios:

Destacado:

+ -