Cultura


Muere José de la Colina; “fue un gran cuentista”: Jaime Labastida

El escritor y crítico de cine falleció ayer a los 85 años v “Parte de los jóvenes desterrados de una nación”, añade el filósofo. “Era uno de los bolígrafos más importantes del siglo pasado”.

Muere José de la Colina; “fue un  gran cuentista”: Jaime Labastida | La Crónica de Hoy

José de la Colina llegó a México en 1940.

José de la Colina fue persona muy culta con una buena capacidad de observación, crítica y conversación; Él era un magnífico cuentista y muy buen crítico de cine, señaló el filósofo, Jaime Labastida, ante el fallecimiento del escritor español a sus 85 años.

El autor de Prohibido asomarse al interior. Conversaciones con Luis Buñuel nació en Santander, España, el 29 de marzo de 1934, no obstante radicó en  México desde 1940, al término de la Guerra Civil Española. “Fue de los jóvenes desterrados de una nación”, añadió el director de Siglo XXI Editores y exdirector de la Academia Mexicana de la Lengua.

“Don José de la Colina es uno de los bolígrafos más importantes del siglo pasado, formó parte de una generación que verdaderamente renovó la literatura mexicana en todos los sentidos, desde la temática, hasta la forma, pasando por el enfoque cosmopolita”, dijo el escritor Armando González.

Es un autor muy completo que, en algún sentido, su preocupación principal fue volver a la vida interior, explicó. “La narrativa hasta antes de la generación del medio siglo, estaba muy centrada en el hecho social y en ciertos discursos nacionalistas; lo que hace esta generación, a la que perteneció José de la Colina, es tener un enfoque cosmopolita y volver a la vida interior, salirse un poco de la órbita social que resultaba un corsé para la literatura”.

Asimismo, dice Armando González, se pierde una voz narrativa muy versátil, que siempre se circunscribió, sobre todo, al cuento y en el que concebía reto estético que no encontraba en otras formas mucho más bendecidas por la publicidad, la mercadotecnia y por el éxito, como la novela.

“Dentro del  género cuentístico, es un maestro extraordinario que cultivó el cuento en todas sus extensiones y modalidades; es uno de los grandes autores de relatos breves. Se preocupó por construir una obra seria, sólida. Es un verdadero artífice de la prosa contemporánea y, además, fue también une extraordinario promotor cultural, sin mencionar su faceta de cronista urbano, además de un narrador extraordinario, fue un crítico de cine muy bien formado e importante”.

La muerte de José de la Colina, agrega, también es una pérdida humana, explicó, porque José de la Colina ejerció un magisterio muy importante en los diversos espacios culturales en los que estuvo. “Fue director en el Semanario de Novedades y redactor fundador de Vuelta, entre muchos otros, ya que fue un personaje de gran importancia en la vida cultural mexicana”.

José de la Colina fue fundador y colaborador de numerosas publicaciones como Diógenes, Ideas de México, el suplemento de El Nacional, la Revista Mexicana de Literatura, la Revista de la Universidad, La Palabra y el Hombre, Plural, Sábado, La Letra y la Imagen, Letras Libres, Milenio Diario, Biblioteca de México, Nuevo cine,  Contrechamp y Positif, La Nouvelle Revue Française y Le Chanteau du Verre.

Además, perteneció al Sistema Nacional de Creadores de Arte y recibió múltiples reconocimientos como el Premio Nacional de Periodismo Cultural por Seminario Cultural de Novedades en 1984; el Premio Mazatlán de Literatura por Libertades imaginarias en 2002; en 2005 recibió el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez; la Medalla de Bellas Artes en 2009, y el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores  en 2013 por De libertades fantasmas o de la literatura como juego.

Entre su obra destacan Cuentos para vencer a la muerte (1955), Ven, caballo gris (1959), La lucha con la pantera (1962), Miradas al cine (1972), La tumba india y otros cuentos (1986), Viajes narrados (1992), Álbum de Lilith (2000), Libertades imaginarias (2001), Muertes ejemplares (2004), Un arte de fantasmas (2013) y De algún tiempo a esta parte. Relatos reunidos (2014).

Por otra parte, a través de redes sociales diversas personalidades e instituciones han expresado sus condolencias.

En Twitter, la Secretaría de Cultura lamentó el fallecimiento del escritor José de la Colina, quien fue un destacado periodista, ensayista y crítico literario. Ganó la Medalla Bellas Artes en 2009 y el Premio Xavier Villaurutia de escritores para escritores 2013.

Enrique Krauze, director de la revista Letras libres, publicó: “Acaba de morir Pepe de la Colina. Su prosa limpia, elegante, ingeniosa era el relato fiel de su alma. Cuidaremos su obra y su memoria”.

“Más que crítico se consideraba escritor sobre el cine. Su prosa precisa nos enseñó nuevas formas de mirar las pantallas. Gracias por tantas letras y revelaciones, José de la Colina. Tu pasión fílmica seguirá con nosotros en cada película que habitemos”, compartió IMCINE a través de twitter.

El guionista Felipe Cazals, escribió en twitter: “Hoy perdimos para siempre a la pluma más certera de la crítica de cine. Sin José de la Colina ya no habrá pasiones borrascosas. Lo lamento”.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -