Mundo


Muere Robert Mugabe, libertador y opresor de Zimbabue

El exdictador, que mandó con puño de hierro entre 1980 y 2017, falleció a los 95 años en un hospital de Singapur

Muere Robert Mugabe, libertador y opresor de Zimbabue | La Crónica de Hoy

El expresidente de Zimbabue Robert Mugabe, una figura clave de la liberación de este país de África meridional que, tras su independencia, ejerció como dictador implacable durante casi cuatro décadas, murió ayer viernes a los 95 años en un hospital de Singapur, donde permanecía ingresado desde abril.
“Fue un icono de la liberación, un panafricanista que dedicó su vida a la emancipación y al empoderamiento de su pueblo. Su contribución a la historia de nuestra nación y continente nunca será olvidada”, aseguró el actual presidente, Emmerson Mnangagwa, quien sucedió a Mugabe.
Zimbabue, que atraviesa una grave crisis económica, recibió la noticia en calma y una reacción de duelo masivo parece poco probable, dada la falta de libertades, la represión y la ruina que caracterizaron su mandato. Entre tanto, el gobierno decretó luto oficial hasta que se celebre el funeral.
Ante la controversia que despierta la figura de Mugabe, el portavoz del gobierno, Nick Mangwana, pidió mirar “lo bueno que hizo” y recordó que “Mugabe era un ser humano”.
LÍDER ANTICOLONIALISTA. Nacido en 1924 cerca de Harare, hijo de un carpintero y una maestra, Mugabe comenzó su lucha política a los 36 años y militó en varios grupos de la incipiente lucha por la independencia del Reino Unido.
Fue uno de los firmantes de los “Acuerdos de Lancaster House”, que enterraron a la antigua Rodesia y dieron pie a la actual República de Zimbabue en 1980.
DICTADOR. En las primeras elecciones, se convirtió en el jefe de Gobierno de la nueva República, cargo que abolió en 1987 para crear el de presidente. Ostentaría ese puesto tres décadas más, hasta que un golpe de Estado impulsado por militares y por las altas jerarquías de su partido le obligó a renunciar al poder en noviembre de 2017.
Su régimen se caracterizó por la represión de sus opositores, por elecciones patito, por la falta de libertades para su pueblo y la ruina del Estado zimbabuense, que crecía a medida que su fortuna personal y familiar se agigantaba.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -