Metrópoli


Nueva oleada de secuestros de perros en la CDMX

Las colonias donde se ha registrado este delito son la Roma, Juárez y Narvarte, en la Cuauhtémoc; Anzures, en Miguel Hidalgo, y Clavería, en Azcapotzalco. De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia capitalina el robo de mascotas está catalogado como delito de alto impacto.

Nueva oleada de secuestros de perros en la CDMX | La Crónica de Hoy

En esta semana fue captada una pareja robándose un perro Pitbull de una casa de la colonia Roma.

En las últimas semanas, el secuestro de perros  ha crecido en colonias de la Ciudad de México, tal es el caso de la Roma, Juárez y Narvarte, Anzures y Clavería.

Reportes de la procuraduría capitalina indican que hay un modus operandi común en las alcaldías Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Tlalpan, Coyoacán e Iztapalapa, y que las razas de perros en más riesgo son labrador, pomeriano, husky siberiano y schnauzer.

Según la ahora Fiscalía General de la Ciudad de México (antes PGJ) fueron 58 carpetas de investigación las que se abrieron por robo de animales en los últimos meses. Dicha conducta es efectivamente delictiva, pero está catalogada como delito de bajo impacto.

En esta semana fue captada una pareja robándose un perro Pitbull de una casa de la colonia Roma. En las imágenes difundidas en redes sociales se puede observar a un joven de unos 25 años cargando a un animal color café con blanco y huyendo del sitio mientras su acompañante vigilaba que no lo siguieran.

En tanto que en la colonia Clavería se robaron un perro raza pointer alemán y días de la casa de la familia Ruiz, días después, cuando ya se había emprendido una campaña de búsqueda, los secuestradores llamaron a su casa y pidieron rescate. Los dueños se negaron a entregar el dinero solicitado y llamaron a la policía y pudieron encontrar a los responsables del plagio. Abandonaron al perro y huyeron.

En el caso de la Colonia Doctores (lugar donde se ha capturado a secuestradores de perros), se reportaron intentos fallidos de robo a los perros que eran amarrados fuera de la Bodega Aurrerá del lugar, una costumbre de los consumidores que llegan acompañados allí por sus mascotas. Uno de los guardias del lugar detectó a una parjea, hombre y mujer, que intentaban desamarrar a un pequeño can que había sido dejado allí por una joven. Los disuadió.

En el Congreso de la Ciudad de México los diputados de Morena presentaron un punto de acuerdo para impulsar una reforma al Codigo Penal local para castigar hasta con seis años de prisión a quién robe perros de compañía.

Lo anterior ya que este delito no está contemplado específicamente en las leyes de la capital del país, lo que genera una laguna de cómo debe sancionarse.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -