Opinión


Nunca se puede huir de la gravedad

Nunca se puede huir de la gravedad | La Crónica de Hoy

Aunque a mi parecer huir nunca es una opción, cabe resaltar que en casos extremos este ejercicio mental es bastante curioso. Por ejemplo, al tratar de “huir” de la Tierra podemos llegar a la conclusión de que existe una velocidad de escape que será aquella con la que tenemos que llegar a la atmósfera para escapar del campo gravitatorio terrestre. Sólo como dato, esta velocidad debe ser siempre mayor a 11.2 km/s.

Entonces he aquí mi idea de por qué no podemos huir de la gravedad, la gravedad es una de las 4 fuerzas elementales que existen en el Universo, es la más débil de todas. Eso significa que a comparación de las otras 3, a una distancia pequeña “se siente” menos atracción gravitatoria que la que sentiríamos por la fuerza electromagnética por ejemplo. La gravedad depende de la masa de los cuerpos, esto quiere decir que entre más gordos más pesados. Es por ello quizás que me siento más atraído por mi novia, pues creo que ya estamos engordando mucho.

Por lo tanto si hay masa, hay gravedad. Así que sería muy lógico decir que no hay gravedad si no hay masa. ¡Qué fácil! ¿O no? Imaginemos dónde existirían esas condiciones, dónde no habría nada de masa: en primera instancia podríamos decir que sería en el vacío. Pero, ¿Realmente está vacío el vacío? La respuesta parece tonta, pero efectivamente el vacío no está tan vacío. Y esto se debe que a pesar de que saquemos todas las partículas de un lugar, incluso todo el aire invisible, existirán partículas que por un momento aparecerán y desaparecerán con ayuda de la mecánica cuántica. Por ello el vacío no está tan vacío y no es lugar para escapar de la gravedad puesto que aunque las partículas sean muy pequeñas, éstas tienen masa y por consecuente un poco de gravedad. 

Una idea que se me ocurre muy disparatada por el momento es que en el instante que el Universo se va expandiendo, éste puede no contener partículas, pero bueno, también el tiempo aún no habría de “llegar” por ello, tener un espacio sin gravedad suena un tanto imposible y aterrador. Es como no poder huir de algún cobrador a pesar de vivir kilómetros de casa.

Hasta aquí es todo, mis amigos, espero que se haya, divertido y no espantado tanto como yo al escribir el presente artículo.  ¡Hasta la próxima!

@chicoparticulas

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -