Opinión


Para Oreja

Para Oreja | La Crónica de Hoy

Definitivamente el teatro en México no tiene nada que envidiarle a ninguno en el mundo. Cada vez se abren más espacios, actores de renombre trabajan para darle al público una calidad insuperable y los productores se arriesgan, invierten para llevarnos diversión, cultura y arte.

Uno de los productores que se ha comprometido con buen éxito es Sergio Gabriel, un joven osado que se atrevió a traer a México la adaptación de La naranja mecánica, una de las obras maestras de la dramaturgia y el cine. Esta novela de Anthony Burgess fue publicada en 1962 y llevada al cine magistralmente por Stanley Kubrick en 1971. Es en abril de este año que en Argentina se adapta al teatro.

Cuando comenzó la publicidad de la obra, todos los que amamos la película nos preguntamos cómo se puede llevar al teatro, sinceramente yo lo veía muy arriesgado, algo casi imposible de lograr. Lo gracioso es que Sergio Gabriel pensó lo mismo, me dijo que no le gusta llevar el cine al teatro, pero logró lo impensable. Un éxito total.

Sí, La naranja mecánica está tan bien lograda que es un lujo verla. Disfrutarla. Lo mejor es que quienes leímos el libro o vimos la ­película no encontramos falla alguna en la puesta en escena. Y quienes no la han visto en cine, entienden perfectamente todo.

El director y dramaturgo Manuel González Gil logró juntar un verdadero elenco de lujo. No son actores conocidos, pero son actores talentosos que dan todo sobre el escenario. Sólo ocho actores extraordinarios dan vida a la historia decadente de un joven que posee una maldad nata, la historia de Alex y sus “drugos” no ha cambiado, es parte de la sociedad, de la humanidad.

Alex es el diablo mismo, a pesar de tener unos padres trabajadores, consentidores y buenos, él comete aberrantes delitos, viola, mata, roba, se droga. Él y su banda no tienen límite. Bueno, sí, el límite de la sociedad, llegar a la cárcel.

Lo que más gusto me dio fue ver el teatro Sogem Wilberto Cantón lleno. Ni un asiento vacío, pero también ustedes podrán disfrutar del enorme talento de Leo de Luglio, Carlos Fonseca, Erik Díaz, Alfredo Gatica, Kevin Holt, Antonio Alcántara, Solkin Ruz y Florencia de Blov, que por cierto además canta maravilloso.

De verdad, La naranja mecánica es la obra que nadie debe perderse.

 

Twitter: @vero1gallardo

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -