Opinión


Para Oreja

Para Oreja | La Crónica de Hoy

Mientras que en Televisa se vanaglorian porque la Fábrica de Sueños ha tenido excelente respuesta del público, se rumora que están en la tablita floja las otras dos producciones. Si bien La Usurpadora se mantuvo fiel a la esencia de la historia, ahora Cuna de Lobos no ha tenido buenas críticas. Y no me refiero a la de los expertos, sino a la opinión de la audiencia.

Está muy bien modernizar y actualizar los libretos, pero desvirtuar la historia es otra cosa. Carlos Olmos se volvería a morir al ver cómo trasformaron su genial libreto, al igual que Carlos Téllez, quienes hicieron telenovelas muy adelantadas a su época.

Ya lo dije anteriormente, modernizar no es utilizar a un bisexual. Catalina Creel necesita el poder y sólo podía obtenerlo dando un nieto primogénito, de ahí que teje los hilos de la araña para envolver y atrapar. La nueva Catalina está más interesada en matar a su concuña, deshacerse del hijastro y que su hijo —más homosexual que bisexual— se comporte como un marido.

Cabe mencionar que en Televisa insisten en atraer gente joven a ver la televisión, quizá no se han enterado que los jóvenes ya no ven televisión y que ahora cada habitación tiene una tele para que cada quien vea lo que quiere, razón por la cual estas nuevas versiones desastrosas, no convencen a quienes queremos ver nuestra telenovela.

 

Twitter: @vero1gallardo

Comentarios:

Destacado: