Mundo


Policías relatan el terror del asalto al Capitolio en arranque del comité de investigación

“¡Mátenlo con su propia pistola!”, relató que escuchó Michael Fannone, mientras Harry Dunn denunció que escuchó a los manifestantes gritarle en masa “puto negro”.

Policías relatan el terror del asalto al Capitolio en arranque del comité de investigación | La Crónica de Hoy

El agente Harry Dunn, durante su intervención ante el comité de investigación del asalto al Capitolio, este martes en Washington (EFE).

Estados Unidos se vio obligado a confrontar este martes al horror del asalto al Capitolio con el testimonio de cuatro de los policías que se enfrentaron a la fanatizada turba de seguidores del expresidente Donald Trump y que tuvieron que soportar insultos, golpes y electrocuciones, entre otros.

Algunos de los agentes, incluso, pensaron que iban a morir defendiendo tanto el edificio como a los legisladores que estaban dentro para ratificar la victoria en las elecciones de noviembre del candidato demócrata y actual mandatario, Joe Biden.

"Podía sentir cómo estaba perdiendo oxígeno y pensé, así es como voy a morir, defendiendo esta entrada", narró el sargento Aquilino Gonell, de la policía del Capitolio.

Entre tanto, el agente Michael Fanone, integrante de la policía de Washington, relató que acudió a auxiliar a los policías del Capitolio y que cuando los manifestantes le estaban golpeando escuchó gritos de “¡mátenlo con su propia pistola!”. “Todavía puedo escuchar en mi cabeza esas palabras”, sentenció.

Fanone también relató que temió por su vida, y que los manifestantes le electrocutaron varias veces con su pistola táser. Entre los gritos de la muchedumbre, les decía “’¡tengo hijos!”, y creía que iba a morir.

Estos testimonios cautivaron a las cámaras y al pequeño grupo de legisladores presentes en la pequeña sala donde se celebró la primera audiencia del comité impulsado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para investigar el asalto del 6 de enero, en el que murieron cinco personas, entre ellas un policía.

MÁS MIEDO QUE EN IRAK

Gonell describió los hechos como una "batalla medieval" en la que los agentes intentaron defender "pulgada a pulgada" el Capitolio de una turba que exhibió una violencia "terrorífica y devastadora" y que estaba armada con cuchillos, palos, bates, gas pimienta y escudos que habían arrebatado a otros agentes.

El sargento, quien combatió en la guerra de Irak, aseguró que el 6 de enero tuvo más miedo en el Capitolio que durante todo su servicio militar en aquella contienda. "En Irak, estabas en una zona de guerra, pero nada de mi experiencia en el Ejército o como agente de la policía me preparó para lo que enfrentamos el 6 de enero", afirmó Gonell.

Ese día, a Gonell lo golpearon con el palo de una bandera estadunidense y, como resultado, le han quedado heridas en ambas manos, en su hombro izquierdo, su gemelo izquierdo y pie derecho y tendrá que tomar un año de rehabilitación.

SUPREMACISTAS BLANCOS

Por su parte, el agente Harry Dunn, también de la policía del Capitolio, evidenció el racismo de los que trataron de atacarle: “Una mujer en una playera rosa gritó: ‘ese negro (literalmente nigger, el término más despectivo posible en inglés) votó por Joe Biden’, y el resto se le sumó gritando: ‘booooh, ¡puto negro!’”, relató.

Dunn relató que intentó pedir a los manifestantes que se fueran, pero estos se negaron, asegurando: “Esta es nuestra casa, el presidente Trump nos invitó; estamos aquí para detener el robo”, en referencia a la mentira de que Biden ganó las elecciones con un fraude.

INDIGNACIÓN CON LOS REPUBLICANOS

La sala escuchó en silencio el testimonio de Gonell y de los otros tres agentes, que en ocasiones llegaron a expresar enojo por la actitud que han mostrado algunos legisladores republicanos, que han tratado de minimizar los hechos o incluso negado que hubiera violencia por parte de la fanatizada turba trumpista.

Algunos republicanos cercanos a Trump incluso han esparcido teorías de la conspiración que alegan falsamente que los asaltantes eran miembros del movimiento antifascista y no seguidores del expresidente.

El agente Fanone dijo que lo que más le dolía no era haber estado cerca de la muerte el 6 de enero, sino la "indiferencia" que miembros del Congreso han mostrado a sus compañeros policías. "¡Es vergonzoso!", clamó golpeando la mesa con el puño.

"Nada, realmente nada, me ha preparado para saber cómo debo dirigirme a esos miembros del Congreso que aún niegan los eventos de aquel día", afirmó Fanone, quien trabaja para la policía local de Washington y que el 6 de enero acudió corriendo a ayudar a los agentes del Capitolio.

Los testimonios de los agentes buscan dar un rostro humano a la violencia de ese día y la enrevesada investigación del Capitolio, fracturada por colores políticos.

REPUBLICANOS ACUSAN “FRAUDE”

Incidiendo en la línea del partido de ignorar o, directamente, negar la realidad, el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, consideró en una rueda de prensa previa al inicio de las comparecencias ante la Comisión que la investigación es un "fraude". Además, acusó a Pelosi de estar intentando sacar provecho político.

Las acusaciones de McCarthy son directamente falsas, pues Pelosi insistió en las negociaciones para formar la comisión en que esta fuera bipartidista. Incluso hubo un acuerdo previo entre representantes de ambos partidos para ello. Pero el liderazgo republicano deshizo el acuerdo, exigiendo que también se investigara la supuesta violencia de las manifestaciones del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan), violencia de la que no hay pruebas y que, en cualquier caso, no guardaría relación alguna con los hechos del 6 de enero.

INVESTIGACIÓN DE SEMANAS

La audiencia de este martes marca el comienzo de un largo sendero. En las próximas semanas, el comité tendrá el poder de citar a declarar a exmiembros del Gobierno de Trump y miembros del Partido Republicano que hablaron con él el día del asalto al Capitolio.

El objetivo del comité es esclarecer por qué ocurrió el asalto, quién es responsable y qué puede hacerse para evitar otro suceso similar. Trump ya fue sometido a un segundo juicio ("impeachment") del que fue absuelto por haber animado a sus seguidores a marchar al Capitolio.

Hasta ahora, unas 550 personas han sido imputadas por cargos relacionados con el asalto, incluidas 165 personas acusadas de delitos de agresión a la autoridad.

Con información de EFE y medios.

Comentarios:

Destacado:

+ -