Cultura


Presenta el Museo Tamayo la muestra CoBrA: serpiente de mil cabezas

Se presentará por primera vez fuera de Europa, en el Museo Tamayo de Arte Moderno, la exposición CoBrA: serpiente de mil cabezas, que reúne 126 obras de artistas pertenecientes a este movimiento de cooperación internacional iniciado el 8 de noviembre, hace 70 años, en el París de la posguerra.

Presenta el Museo Tamayo la muestra CoBrA: serpiente de mil cabezas | La Crónica de Hoy

Se presentará por primera vez fuera de Europa, en el Museo Tamayo de Arte Moderno, la exposición CoBrA: serpiente de mil cabezas, que reúne 126 obras de artistas pertenecientes a este movimiento de cooperación internacional iniciado el 8 de noviembre, hace 70 años, en el París de la posguerra.

“CoBrA probablemente fue el último movimiento cultural de Europa. Más de 10 países y más de 60 artistas fueron parte de este movimiento que duró solamente 3 años (1948-1951)”, declaró Stefan Van Raay, director del Cobra Museum of Art en conferencia de prensa.

En el marco de un intercambio con el Cobra Museum of Modern Art de Holanda, se presentarán hasta el 12 de abril de 2020, pinturas, fotografías, revistas y videos que documentan el desarrollo del movimiento artístico CoBrA y la influencia que tuvo en el arte mexicano. “Es la primera vez que se hace este intercambio de exposiciones para mostrar parte de nuestra cultura en Holanda y de Holanda en México”, dijo Natalia Pollak, directora del museo Tamayo.

CoBrA es el acrónimo de Copenhage, Bruselas y Amsterdam, países de origen de los fundadores de este movimiento. Las mil cabezas del título hacen referencia a que el movimiento no fue unificado, explicó Van Raay, “La cobra es una serpiente, pero tiene muchas cabezas diferentes.”

Fue un  movimiento  bastante marxista, agregó. Los artistas esperaban que todos en el mundo, en algún punto, tuvieran suficiente dinero para ser creativos, y por lo tanto en el futuro no habría un grupo de artistas, separados por esta etiqueta del resto de la humanidad, sino artistas dentro de la humanidad artística entera.

Un grupo que puso la experimentación, tanto conceptual como material,   en el centro y tomó inspiración a partir del subconsciente, dibujos de niños, arte hecho por gente con enfermedades mentales, arte proveniente de África y Asia y el llamado “arte primitivo”, además de haber buscado crear su propia mitología.

Van Raay añadió anecdóticamente lo significativo de traer esta exposición al recinto donde, considera, se inició la colección. Contó que en 1977  hubo una gran exposición de Karel Appel en el museo Tamayo, a la que acudió el co-fundador del Cobra Museum of Art y dueño del 50% de la colección que actualmente se exhibe ahí, Karel Van Stuijvenberg. 

Este fue el inicio de amistad del coleccionista con Appel, y también el inicio de la colección gigante,  “todo inicio aquí, en este museo, en esta exposición. El mundo es muy pequeño.”

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -