Opinión


Puebla, lucha intestina

Puebla, lucha intestina | La Crónica de Hoy

Puebla, lucha intestina

La presencia del presidente López Obrador en Puebla agitó todavía más las aguas de la competencia política de cara a la elección extraordinaria de gobernador.

Hay efervescencia aunque parece que los partidos hacen lo posible por perder.

En Morena, Miguel Barbosa se quejó de una campaña sucia en su contra en las redes sociales, mientras que el equipo de Alejandro Armenta insiste en la manipulación de la encuesta que decidirá al candidato.

En el PAN, Héctor Larios reconoció inconformidades al interior del partido por haber elegido como candidato a Enrique Cárdenas, pero dijo que era la forma de sumar a la causa al PRD y a MC<

En el PRI, Enrique Doger advirtió que no apoyará a Alberto Jiménez Merino, que será el abanderado del tricolor, porque representa lo peor del partido en el entidad por su cercanía con el exgobernador Mario Marín.

 

CDMX. Puerta giratoria

Las autoridades capitalinas dieron dos noticias, una buena y otra mala.

La primera fue la captura de El Alexis, uno de los jefes de la banda La Unión de Tepito, principal generador de violencia en la ciudad.

La mala es que El Alexis duró apenas unas horas en prisión. Fue liberado casi de inmediato. Ya anda por ahí, agazapado, ideando nuevos crímenes.

La buena voluntad y la mejor disposición de las nuevas autoridades encargadas de la procuración de justicia en la ciudad, encabezadas por Ernestina Godoy, es loable, pero si no hay efectividad, de nada sirve.

La realidad les gana la partida. La procuraduría capitalina ya tiene una nueva orden de aprehensión contra El Alexis. Ya veremos si son capaces de echarle el guante de nuevo, y si lo detienen, que no le abran la puerta de inmediato.

 

Lo dejaron ir

El gobierno federal se quedó con las ganas de exhibir la cabeza de El Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, como parte de los festejos por los cien días de gobierno.

Sería la cereza del pastel del operativo contra el huachicol que tanto desgaste le costó al gobierno por la crisis de abasto de gasolina que trajo consigo.

Pero se les escapó.

El acecho dio escasos resultados y dejó al descubierto algo que ya se había. El crimen organizado no puede prosperar sin la complicidad y complacencia de las autoridades locales.

El Marro tenía a sueldo a los uniformados de la localidad y además un policía federal en activo era parte de su entorno.

El policía federal fue liberado porque no salió rápido la orden de aprehensión en su contra por delincuencia organizada. ¿Les suena familiar?

El gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodríguez y la Fiscalía de Alejandro Gertz lo tenían, era suyo, y lo dejaron ir.

 

100 días y contando

La inseguridad se empeña en arruinar la celebración de los primeros cien días de la nueva administración.

Las páginas de nota roja de los diarios no se han enterado de que sobrevino una Cuarta Transformación. Siguen chorreando sangre como si nada.

 

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -