Mundo


Récord histórico de aspirantes demócratas para ver quién se enfrenta a Trump

DESAFÍO: Nunca un presidente de EU había generado tanta repulsión y tantos rivales como Donald Trump. Hasta ayer, con el anuncio del alcalde de Nueva York, son ya 22 los que lucharán por la candidatura presidencial, pero las encuestas dan esperanzas a menos de la mitad.

Récord histórico de aspirantes demócratas para ver quién se enfrenta a Trump | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

JOE BIDEN. Se hizo del rogar durante meses, pero finalmente, el exvicepresidente, de 76 años, luchará por la candidatura presidencial demócrata y automáticamente se colocó favorito en las encuestas. Las cuatro últimas, publicadas entre el 13 y el 14 de mayo, le otorgan una cómoda ventaja, que va desde el 32% de Ipsos al 39% de Quinnipac. Además, es el candidato que más apoyo (endorsement) tiene. Según la tabla de puntuación de la web FiveThirtyEight, en la que el apoyo de un expresidente o el líder nacional del partido vale diez; el de un gobernador, ocho; y el de congresistas, seis; Biden acumula 84 puntos.

Su principal ventaja fueron los dos mandatos como vicepresidente de Barack Obama. Desventajas: su edad y su afición a tocar mujeres sin pedir permiso.

BERNIE SANDERS. En la campaña de 2016, el senador de Vermont, de 77 años, casi da la sorpresa y desbanca a la favorita de las élites demócratas: Hillary Clinton. Vuelve a intentarlo, por segunda vez, y partía como favorito… hasta que se apuntó a la carrera Joe Biden. Las mismas encuestas que coronan favorito a Biden le otorgan el segundo puesto a Sanders: 14 por ciento Ipsos y un ya más peligroso 25 por ciento la realizada por Emerson College. Sin embargo, queda en un lejano sexto puesto en cuanto a puntos acumulados de apoyos de dirigentes, con apenas 22 puntos, siendo el más destacado el del otro senador de Vermont, Patrick Leahy.

Su principal ventaja: encandilar a los jóvenes con su descaro al proclamarse socialista. Su desventaja: asustar a los moderados por definirse socialista y su edad.

KAMALA HARRIS.  De ganar la candidatura, la senadora por California, de 54 años, sería la primera candidata presidencial con dos padres inmigrantes. Con su padre jamaiquino asistía a una iglesia bautista y con su madre de India a un templo hindú. Las encuestas le dan desde un ya lejano 6 por ciento (Ipsos) a un 10 por ciento (Emerson College). Por el contrario, es el tercer aspirante con más apoyos de las élites (55 puntos), con el apoyo muy destacado del gobernador de California, Gary Newsom.

Ventajas: su juventud y sus posturas progresistas en temas como la sanidad universal o la legalización de la mariguana. Su desventaja, la polémica que la enfrentó con parte del activismo hispano cuando era fiscal de California y apoyó la entrega de presuntos delincuentes juveniles indocumentados ante el ICE.

ELIZABETH WARREN. La veterana senadora por Massachusetts, de 69 años, empata en las encuestas con su compañera Harris, pero tiene menos puntos acumulados de apoyo que la californiana (25 puntos) con el llamativo endorsement de un excandidato presidencial que fue vapuleado por el demócrata Bill Clinton en las elecciones de 1988: Mike Dukakis.

Su ventaja, su enfrentamiento con el presidente Donald Trump, que recuerda a la desafiante presidente de la Cámara de los Representantes, Nancy Pelosi. Su desventaja, permitir que Trump se burle de ella y la llame Pocahontas, tras asegurar que tenía ascendencia de nativos americanos, porque así lo reveló una prueba de ADN.

BETO O ´ROURKE. Las encuestas le dan pocas posibilidades a este exrepresentante de 46 años, nacido en El Paso. Pero en las intermedias de 2018, este irlandés criado entre hispano y que habla español con fluidez, casi logra la proeza de echar del Senado a un intocable de Texas, Ted Cruz, siendo casi un desconocido en territorio republicano.

Su ventaja: el estado de gracia en el que se encuentra desde que fue bautizado como estrella emergente. Su desventaja: su poca experiencia, más allá de las fronteras de Texas.

PETE BUTTIGIEG. El alcalde de South Bend, Indiana, tiene dos datos que lo diferencian del resto: es el  más joven (37 años) y, sobre todo, es el primer candidato abiertamente homosexual y no oculta a su marido. De hecho, ambos fueron recientemente portada de la revista Time, lo que lo situó como el sexto aspirante con más apoyo popular.

Como ventaja tiene  su condición de primer aspirante presidencial gay. Sus desventajas: su condición de gay y su extrema juventud.

CORY BOOKER.  El senador de 49 años es el afroestadunidense con más posibilidades de repetir la proeza de Barack Obama, pero las encuestas niegan que esto vaya a suceder, ya no llegar a la Casa Blanca, sino lograr la candidatura demócrata.

Tiene, sin embargo, un sorprendente segundo puesto en puntos por apoyos (57), casi todos procedentes de New Jersey, el estado donde ha hecho su carrera política.

JULIÁN CASTRO. El exsecretario de Vivienda durante el último gobierno de Obama es también el único candidato latino entre los aspirantes demócratas que competirán por la candidatura presidencial, cuando empiecen las primarias en febrero próximo, en Iowa.

De 44 años, el que fuera alcalde de San Antonio, hijo de una activista chicana, tiene pocas posibilidades, según las encuestas. Ipsos le da un 1% de apoyo y Quinnipac ninguno.

BILL DE BLASIO. El alcalde de Nueva York, de 58 años, cuenta con el mérito de arrasar dos veces consecutivas en las elecciones para gobernar la ciudad más rica y poblada de Estados Unidos. Su objetivo es el mismo que el de sus oponentes: derrotar a otro neoyorquino: Donald Trump.

A falta de encuestas, el popular alcalde dijo que no se hubiera lanzado si sus “encuestas internas” le hubiesen aconsejado no hacerlo.

Su ventaja: su matrimonio con una mujer de raza negra, que podría atraer el voto de esa minoría. Su desventaja: tener un discurso casi idéntico al del principal candidato, Biden, mucho más conocido que él a nivel nacional.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -