Opinión


“En la agenda económica”

“En la agenda económica” | La Crónica de Hoy

Uno de los tantos factores que favorecen el crecimiento económico son las inversiones tanto públicas como privadas, que permiten entre otras cosas elevar los grados de productividad en las economías. Nuestro crecimiento económico no ha sido suficiente para reducir las muchas brechas de desigualdad que existen (el promedio de la administración anterior fue del 2.5% de crecimiento del PIB), aunque este comportamiento no está lejos de nuestro PIB potencial (es aquel que si pusiéramos a trabajar todos los factores productivos podríamos alcanzar) que es del 2.8%.

Por ello, aunque es loable la propuesta hecha en campaña de la actual administración sobre una agenda económica que crezca al 4% (la administración pasada prometió crecer al 7%), deben de revisarse algunos aspectos como el incremento a los niveles de productividad (la administración pasada creció 0.6%), la política de inversión pública (el sexenio pasado terminó en 3%), mantener la disciplina fiscal (hay que señalar que el presupuesto actual sí lo contempla), entre otros.

Pero toda esta agenda debe estar acompañada de un marco institucional que genere certeza, que se corrijan vicios, que se respete la autonomía de los órganos correspondientes como el caso del Banco de México.

Es de destacar las políticas que procuran reducir la desigualdad económica, que envían dinero de manera directa a la población objetivo (jóvenes, adultos mayores, becas, personas con alguna discapacidad, etc.), con dificultad se les puede cuestionar, sin embargo, estas sirven (no solucionan) si el dinero programado llega a las personas y si a esto se le suman políticas económicas que vayan a fomentar e incrementar la inversión, por ende más empleo, más ingreso podremos caer en una espiral económica positiva.

Porque se trata de quitarle a la política económica la carga que ha significado la política social (mucho recurso para programas “gordos”, “clientelares”), para estar entonces sí, ante una agenda económica integral, que aplique los principios económicos pero tal como desea la actual administración, que vaya por la reducción real y permanente de las diferencias sociales.

 

Luis David Fernández Araya
Twitter: @DrLuisDavidFer

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -