Cultura


Revela Marx Arriaga vergonzoso contrato con EBSCO por 207 mdp; y no se utiliza

Daños. Es una base de datos comprada en el sexenio de Felipe Calderón de forma vitalicia que, en teoría, se utilizaría en bibliotecas públicas. También denuncia que nunca se incrementó el salario de los 15 mil 300 bibliotecarios, que hoy ganan 2 mil 500 pesos al mes

Revela Marx Arriaga vergonzoso contrato con EBSCO por 207 mdp; y no se utiliza | La Crónica de Hoy

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero inauguró ayer el XIX Congreso Nacional de Bibliotecas.

Mientras la Dirección General de Bibliotecas (DGB) de la Secretaría de Cultura federal firmó durante el sexenio de Felipe Calderón un contrato por 207 millones 591 mil 640.50 pesos con la empresa EBSCO para la adquisición de una base de datos, que hasta la fecha no se utiliza, la dependencia nunca pidió aumento salarial para los 15 mil 300 bibliotecarios del país, quienes reciben 2 mil 500 pesos al mes. 

Ese panorama lo dio a conocer ayer Marx Arriaga Navarro, director de la DGB, en el marco del XIX Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas inaugurado ayer en la Biblioteca de México con la presencia de Alejandra Frausto, secretaria de Cultura.

“Con EBSCO hay un contrato que es una vergüenza que se hizo sobre esa plataforma y nunca se utilizó. Es una base de datos en internet que, en teoría, se iba a utilizar en bibliotecas públicas pero el contrato nunca se ejerció, se pagó pero nunca se ha utilizado como es debido”, reveló Arriaga.

Por ello, el funcionario ha propuesto utilizar la base de datos. “Hay que usarla, en otros sexenios se hizo el gasto y en realidad fue prácticamente dinero tirado a la basura con una base de datos que se compró de manera permanente”.

Durante la inauguración del congreso se mencionó reiteradamente que los bibliotecarios son quienes mantienen en pie a las 7 mil 458 bibliotecas del país (pertenecientes a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas); sin embargo, ninguno hizo público el sueldo de éstos.

“Hay 15 mil 300 bibliotecarios. Y en este momento sí son suficientes, para qué queremos más si las condiciones son pésimas. Hoy la Red no se sostiene por libros ni por la infraestructura, se mantiene por los bibliotecarios que son los que la mantienen abierta. El promedio del salario que hay en el país para bibliotecarios públicos está en 2500 al mes”, señaló.

Si ellos decidieran dejar por vocación su biblioteca, se viene abajo, agregó Arriaga, “¿qué bibliotecario egresado de las universidades querrá reemplazar un espacio de biblioteca pública?”.

¿Se hará algo para aumentarles el sueldo?, se le preguntó. “Tenemos que reformar la Ley General de Bibliotecas porque esto queda a nivel de voluntades, es decir, hablo con el presidente municipal y se compromete a apoyarlo con un poco más. Necesitamos legislar. 26 reformas se implementaron desde 1986 y de ésas sólo se han hecho tres reformas accesorias”, respondió.

La principal reforma que plantea Marx Arriaga es incluir el perfil de ingreso y de permanencia para el bibliotecario, temas que se abordarán este viernes 27 en el congreso, donde participarán los 32 coordinadores estatales de las bibliotecas públicas, senadores, diputados, miembros de la Caniem y, al menos, 750 bibliotecarios.

“La reforma sería que los municipios no puedan remover a su personal por cambio administrativo, sino que hubiera un reconocimiento del trabajo y de la capacitación que están llevando”, comentó.

Sobre la capacitación, su nombre sería: técnico en bibliotecas públicas, profesionalización que actualmente se encuentra en proceso de elaboración y certificación. Primero se presentará a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez para que ellos evalúen el diseño didáctico el programa, después pasará a la Unidad Veracruzana, luego a la Universidad Autónoma de Chiapas y finalmente llegará a la Secretaría de Cultura para que, ya con la certificación, se ofrezca la capacitación en línea durante tres años y de manera gratuita.

DIAGNÓSTICO. A nueve meses de que Marx Arriaga llegara a la DGB, sus resultados son: 592 colecciones de reforzamiento a 592 bibliotecas en 17 estados del país, equivalente a 142 mil 857 volúmenes.

“Si nos centramos en la compra de acervo, la Red Nacional de Bibliotecas cuenta con cerca de 22 millones de pesos al año que es su presupuesto, de ésos, 14 millones fueron para la adquisición de acervo, el resto ya está comprometido, sólo estamos esperando a que salgan las licitaciones para hacer la compra. Todo el presupuesto ya se gastó en cuestión de acervos”, detalló.

Arriaga espera que en el 2020 ese presupuesto aumente. “Creemos que con un 10 por ciento podremos cubrir de manera óptima el siguiente año”, dijo. No obstante, Alejandra Frausto señaló que el aumento podría ser del 20 por ciento.

Aunque la red de bibliotecas públicas es referida por como la infraestructura más grande del país, ésta enfrenta problemas serios. Un ejemplo, externó Arriaga, es la biblioteca de Iguala, Guerrero, en donde hace unos meses entregaron acervo que de momento no se usará.

“Su infraestructura está dañada por sismos, huracanes y otros eventos, entonces ya no puede quedarse ahí la biblioteca. Hay que reubicarla. Los presidentes municipales deben de dar un nuevo espacio, entonces es trabajar entre municipio, estado y Federación para encontrar ese espacio y ver si el bibliotecario se va a mantener o no”, explicó.

Respecto a lo que pasará con los libros que ya enviaron, respondió: “Tenemos el acervo pero nos hace falta el espacio, hay uno que está bien pero necesitaríamos inyectarle recursos económicos fuertes para acondicionarlo como biblioteca pública”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -