Escenario


Salvador Sánchez: “Los actores tenemos que aprender a vivir con el rechazo”

“Comencé a ser actor de cine porque en una película querían actores morenitos”, dijo el primer actor Salvador Sánchez, quien ofreció una conferencia magistral en el marco de la primera edición del Festival de Cine de San Andrés Cholula, en la cual será homenajeado por su trayectoria. Aquella premisa sobre su profesión se dio en medio de una charla con su amigo, el músico Óscar Chávez:

Salvador Sánchez: “Los actores tenemos que aprender a vivir con el rechazo” | La Crónica de Hoy

“Comencé a ser actor de cine porque en una película querían actores morenitos”, dijo el primer actor Salvador Sánchez, quien ofreció una conferencia magistral en el marco de la primera edición del Festival de Cine de San Andrés Cholula, en la cual será homenajeado por su trayectoria. Aquella premisa sobre su profesión se dio en medio de una charla con su amigo, el músico Óscar Chávez:

“Llegué al cine porque soy muy suertudo. En esa plática con Óscar Chávez también estaba Ernesto Gómez Cruz, pero fue Óscar el que me dijo que el director Juan Ibañez buscaba gente para su película de La generala (1970), protagonizada por María Félix. Yo no tenía noción de nada del cine, pero fui al casting, el director me citó en la pulquería El Perro Andaluz…” dijo.

“Lo curioso es que cuando me vio ni siquiera me pidió hacer una lectura de guion, sólo me vio y me pidió que fuera a los Estudios Churubusco a firmar un contrato (…) Ese día fue como entrar a un mundo nuevo, estaba la estatua del Ariel que es insignia de los premios a lo mejor del cine en México”, agregó.

Sin embargo, su historia se remonta a años atrás, en 1962, cuando tenía 19 años de edad e ingresó a un grupo teatral aficionado. En 1965 estudió actuación en Bellas Artes. Debutó como actor en el teatro en la obra Los albañiles en 1969, luego fue el cine con la mencionada película de La generala y en la televisión debutó en la telenovela El carruaje en 1972.

El actor fue uno de los actores insignia de una de las épocas más importantes del cine mexicano que fue en los años 70, al formar parte de películas emblemáticas como Cayó de la gloria el diablo (1971), La Choca (1973), El apando (1975), Canoa (1975), Las Poquianchis (1976) y Los albañiles (1976), entre otras.

 “En los 70 se empezó a hacer otro cine con otras intenciones más sociales, más allá del entretenimiento. Fue el momento oportuno cuando Rodolfo Echeverría apoyó a directores con talento, de ahí surgieron películas importantes como El Apando o Canoa”, expresó el actor.

 

Sin embargo, en las décadas siguientes las cosas no fueron las mismas: “A los que hacíamos cine nos decían ‘ya se les va a acabar su sexenio’. Con López Portillo ya no hubo nada, estaban los productores que solo esperaban el cine comercial. Desde entonces ha dado bandazos, pero no ha sido regular. Cómo actores hay directores que nos llaman, y otros que nunca, desde entonces ha sido una industria muy insegura, nada concreta o estable, siempre es un albur”, enfatizó.

 

Es por eso que Salvador Sánchez ha encontrado un significado humilde en los halagos: “La palabra éxito es algo abstracto porque no sabes si es que la gente vaya al cine o tener trabajo, pero lo que sea debería estar respaldado por cosas más allá de lo económico, debemos aprender a vivir con la aceptación y el rechazo”, dijo. 

 

Finalmente, señaló que espera que algún día el talento mexicano no tenga que salir del país para triunfar: “Actualmente es el momento de los directores que no trabajan en México. Cómo los tres amigos (Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Guillermo Del Toro), es gran talento que se ha ido porque aquí no hubo posibilidad de expresar su arte. No quiero decir que no se haga bien cine mexicano, pero hay producciones en las que se cree que si no funciona en la taquilla no se hace. Así nos hemos privado de muchas películas”, concluyó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -