Escenario


Salvaje: Humano retrato de la prostitución masculina

La crudeza de las imágenes de sexo explícito y violencia que nos muestra es coherente con la naturalidad con la que maneja su narrativa y es en el inconsciente donde esconde su mayor pincelada cinematográfica.

Salvaje: Humano retrato de la prostitución masculina | La Crónica de Hoy

Tal como el nombre de la película, el realizador Camille Vidal-Naquet lanza su primer largometraje de manera salvaje y audaz con una historia de ficción que profundiza en los instintos y la condición humana desde un sector de la sociedad tan mundano como cargado de prejuicios. La crudeza de las imágenes de sexo explícito y violencia que nos muestra es coherente con la naturalidad con la que maneja su narrativa y es en el inconsciente donde esconde su mayor pincelada cinematográfica.

Nos sumerge en la vida de Leo (Félix Maritaud), un joven de 22 años que vive vendiendo su cuerpo en la calle. A diferencia de la mayoría de sus compañeros de profesión, el público al que se dedica Leo son hombres exclusivamente, hombres que vienen y van. El trato particular del joven consiste en hacer que sus clientes no sólo se sientan satisfechos sexualmente sino que, además, se sientan protegidos y queridos. Lo que ellos no sospechan es que es el propio Leo el que necesita esa protección, ya que él es un ser que ha nacido únicamente para ser amado.

El realizador nos muestra a un personaje complejo por su manera de entender el mundo, que padece el mostrar su humanidad desde la prostitución, en donde la supervivencia económica mueve los instintos de los hombres que tratan de conseguir lo suficiente para escapar de un hoyo a costa de su dignidad. Sin embargo para Leo es un hábitat natural, su percepción de la prostitución es un acto natural y lo elige por encima de los vicios y la maldad.

Leo se convierte en un animal que explora entre calles sucias, habitaciones de viejos que experimentan el placer y otros prostitutos maltratados por la vida, sentimientos puros como el amor y la empatía; sin embargo, el resto del mundo no lo ve así y es cuando se vuelve una lucha constante asumir una realidad para la que aún no está preparado. Sin embargo, todos los caminos y decisiones, por muy dolorosos que sean, están encaminados a llevarlo hacia su propia libertad.

Vidal-Naquet enriquece la cartelera con un filme que pone a prueba nuestros propios prejuicios y nos da una lección sobre la aceptación de nuestra naturaleza.

Un amigo abominable

Directores: Jill Culton y Todd Wilderman (EU, 2019)

Yi es una adolescente más en la enorme ciudad de Shanghai. Un día, se encuentra a un joven yeti en la azotea de su edificio. La supuestamente “abominable” criatura, que se ha escapado del laboratorio donde estaba encerrado, está siendo buscada por toda la ciudad. Junto con sus ingeniosos amigos Jin y Peng, Yi decide ayudarle a huir, lo bautizan como “Everest” y los cuatro se embarcan en una épica aventura para reunir a la mítica criatura con su familia en el pico más alto del mundo. Tiene su encanto y dulzura, pero cae en la innecesaria idea de tratar a los niños como bobos.

 

Todas las pecas del mundo

Director: Yibrán Asuad

(México, 2019)

José Miguel Mota (Hanssel Casillas), de 13 años, se ha enamorado de la chica más guapa del colegio, Cristina Palazuelos (Loreto Peralta). En plena fiebre mundialista, JM tendrá que luchar por su honor, junto a su entrañable grupo de amigos, ante los ojos de toda la secundaria. Una sencilla y poco pretenciosa película sobre el primer amor, que en realidad también es una simpática forma de entender el espíritu infantil condicionado por la sociedad, la familia y las amistades.

 

Olimpia

Director: José Manuel Cravioto

(México, 2018)

Entre los libros de su casa, un niño de ocho años husmea La Noche de Tlatelolco, de Elena Poniatowska. El libro emblemático del Movimiento Estudiantil de 1968 expone algunas páginas con imágenes que tatuaron su memoria y forjaron la vocación social de José Manuel Cravioto, hoy día convertido en director, escritor y productor de Olimpia, la primera película de ficción producida por la UNAM sobre dicho suceso. Si bien se reconoce el riesgo de usar la rotoscopia como recurso, dramáticamente queda mucho a deber.

 

 

 

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -