Opinión


Se agotó la regulación para América Móvil

Se agotó la regulación para América Móvil | La Crónica de Hoy

La industria de las telecomunicaciones es una de las actividades que más impactan y generan crecimiento en la economía. Dicen los economistas que este sector puede duplicar o triplicar sin problema la dinámica del Producto Interno Bruto.

Es por esa razón que empresas mexicanas y extranjeras han decidido invertir grandes cantidades. En específico, Izzi es una de las empresas que más ha invertido en el sector de las telecomunicaciones durante los últimos cinco años. Movistar Telefónica también ha destinado grandes montos al mercado mexicano. Telmex, sin embargo, disminuyó el ritmo de sus inversiones. Extraño.

A pesar de esto, la industria –ante la creciente demanda de los usuarios– logró un crecimiento notable en los ingresos generados por las compañías del sector. La dinámica anual, según cifras de The Competitive Intelligence Unit, fue de 2.6 por ciento, 7.7 veces más que la economía.

En esta industria, la telefonía móvil aporta una gran parte de los ingresos. Por ello, resulta relevante que Telcel, considerada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) como un agente preponderante, aproveche en mayor medida el crecimiento anual de 3 por ciento en el consumo en líneas y datos móviles.

Resulta que aun con las medidas asimétricas y su bajo nivel de inversiones, Telcel ya concentra el 73 por ciento de los ingresos de este mercado. ¿Qué sucedió con el IFT y sus medidas para alentar la competencia efectiva? ¿Fue adecuado el seguimiento y la vigilancia? Al parecer algo falló, porque la participación de Telcel pasó de 68.1 a 73 por ciento. En estos días, el IFT tendrá que revisar todas las evidencias, la metodología y las quejas de los competidores en este sector que, en muchos casos, no recibieron respuestas, hasta ahora que se realiza una consulta pública para conocer qué sucedió con la aplicación de dichas medidas asimétricas que, entre otras condiciones, pidió a Telcel que permitiera el acceso a las instalaciones compartidas que permitirían a sus competidores tener presencia en los mismos mercados, dando opciones a los consumidores de una manera equitativa.

Dice The Competitive Intelligence Unit que el mercado de la telefonía móvil sufre el riesgo de vivir una regresión en los niveles de competitividad y que Telcel (América Móvil) podrá seguir aumentando su participación de mercado. Ése es un gran riesgo que debe preocupar a los consumidores pero que también constituye una señal de alerta. Con ese nivel de participación y de ingresos y sin medidas asimétricas, el gigante de la telefonía móvil tendrá utilidades para ir por más y por otros negocios, en específico el de la telefonía móvil, en el cual, hasta ahora, no ha podido participar porque las autoridades del sector también se lo tienen restringido. Aún más, podrá financiar, como lo ha hecho ahora, su expansión en mercados internacionales gracias al detrimento de la competencia en el mercado mexicano. Malas noticias y la cuenta regresiva ya comenzó.

EXTRANJEROS, INTERESADOS EN TREN MAYA

No sólo el fondo Black Rock está dispuesto a invertir en el Tren Maya. Sabemos también que la firma Goldman Sachs ha manifestado a Fonatur, que dirige Rogelio Jiménez Pons, su interés por participar en este proyecto. Será gran parte de la infraestructura del tren Chiapas-Mayab que, en algún momento, administró la compañía estadunidense Genesee Wyoming, la que se utilizará para impulsar el Tren Maya.

 

Twitter: @LaVillegas1
claudiavillegas@revistafortuna.com.mx

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -