Nacional


Senado aprueba reformas a la ley para el etiquetado frontal de alimentos y bebidas procesados

La Secretaría de Salud podrá ordenar la inclusión de leyendas o pictogramas cuando lo considere necesario. Las etiquetas deberán incluir información nutrimental.

Senado aprueba reformas a la ley para el etiquetado frontal de alimentos y bebidas procesados | La Crónica de Hoy

Las etiquetas deberán incluir información nutrimental.

Por 115 votos a favor y dos abstenciones, el Senado aprobó reformas a la Ley General de Salud, para establecer el nuevo etiquetado frontal en alimentos procesados y bebidas no alcohólicas a fin de combatir la epidemia de obesidad y diabetes que vive nuestro país.

Una vez aprobado, se envió al Ejecutivo federal para su publicación y entrada en vigor, y la industria tendrá de inmediato que empezar a cambiar las etiquetas que informan sobre el contenido calórico y nutricional de los productos; la ley contempla un plazo de 180 día para hacerlo. El nuevo etiquetado será claro y sencillo para que cualquier persona lo pueda entender.

Al sustentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Salud, el morenista Miguel Ángel Navarro Quintero, dijo que con esta reforma se dejará en claro el contenido de los alimentos y sus posibles impactos en la salud de la población, de manera que las autoridades sanitarias establezcan un control eficiente en beneficio de la población y no de los intereses económicos de la industria.

Navarro advirtió que es necesario detener la pandemia de obesidad en México, pues alertó que esa enfermedad mata más gente, inclusive, que el tabaco.

“Si continuamos con esta pandemia, estos niños, óigase bien, serían la primera generación de mexicanos cuyos padres enterrarían a sus propios hijos y, principalmente por la diabetes y cardiopatías. ¿Por qué los sepultarían?, porque la expectativa de vida de los niños sería muy corta y los papás tendrían un longevidad mucho más grande que la vida de los niños”, estableció.

Con ello, en los productos procesados y ultraprocesados, así como en las bebidas no alcohólicas deberá aparecer un etiquetado frontal de advertencia sobre los problemas de obesidad que puede implicar e consumo de estos productos.

Los cambios establecen que el etiquetado frontal deberá advertir, de manera veraz, clara y simple, si el producto excede los niveles máximos de contenido energético, azúcares, sal, grasas y nutrimentos críticos. Las etiquetas o contraetiquetas para alimentos y bebidas no alcohólicas, deberán incluir información nutrimental de fácil comprensión, veraz, directa, sencilla y visible.

Se establece además que la Secretaría de Salud podrá ordenar la inclusión de leyendas o pictogramas cuando lo considere necesario.

Tratándose de las harinas industrializadas de trigo y de maíz, se exigirá la fortificación obligatoria de éstas, indicándose los nutrimentos y cantidades que deberán incluirse.

La Secretaría de Salud considerará los tratados y convenciones internacionales en los que los Estados Unidos Mexicanos sea parte, incluyan materia de etiquetado y se hubieren celebrado con arreglo a las disposiciones de la Constitución.

La presidenta de la comisión de estudios legislativos segunda, Ana Lilia Rivera, dijo que el objetivo es atajar la grave crisis de obesidad infantil y en adultos, además, reducir y prevenir las enfermedades no transmisibles como diabetes, hipertensión, cardiovasculares, que ya tienen contra las cuerdas al sector salud. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -