Metrópoli


Sin cumplir reglas de construcción, PT remodela sede nacional en La Roma

La obra fue clausurada en 2013; después de ganar la elección de la mano de Morena, la retoma sin avisos obligatorios y excediendo el número de pisos establecido para la zona

Sin cumplir reglas de construcción, PT remodela sede nacional en La Roma | La Crónica de Hoy

El Partido del Trabajo reanudó la construcción de su sede nacional, clausurada en 2013. En aquel año se determinó que violaba el Programa Delegacional de Desarrollo Urbano de Cuauhtémoc, ya que el terreno tenía un permiso para un máximo de siete pisos y la edificación desarrolla ocho niveles. Nada fue resuelto, la obra tiene los mismos 8 pisos y las varillas anuncian uno más. Además, en contra de las normas básicas, el PT no ha colocado su permiso al frente de la obra, así que no es posible conocer el número de licencia (si existe) ni el DRO responsable.

El edificio ubicado sobre la avenida Cuauhtémoc, en el número 47, en medio de la colonia Roma, inició sus planes de remodelación desde hace 9 años y fue el 7 de junio del 2013 cuando se suspendieron los trabajos, como lo detalla el expediente DC/DGJYG/SVR/OC/070/2013; el documento indica que faltan permisos de autorización para su construcción, sin embargo el partido continuó utilizando las instalaciones sin importar que estuvieran violando la reglamentación.

Tras la llegada de la actual administración local, los trabajos de construcción se reiniciaron sin siquiera tener los sellos, ni señalización que autorizan la edificación, mucho menos cuenta con las medidas de protección necesarias para salvaguardar a la ciudadanía, ya que sólo existe una delgada cinta de precaución que se encuentra en el acceso principal al edificio y dos personas con gorras del PT en la esquina advirtiendo a la gente que camina por ese lado de la acera, alejarse del sitio porque caen piedras y polvo debido a los trabajos que se realizan en la parte superior.

Al no contar con el sello de manifestación de ampliación necesaria se está violando la regulación emitida tanto por Protección Civil como por la alcaldía, debido a que en ese sello debe estar el nombre del director y del ingeniero o arquitecto responsable de la obra, el tipo de construcción que se realiza y el nombre de la empresa que efectúa los trabajos.

El predio que se encuentra a nombre del Partido del Trabajo tiene 551 metros cuadrados de superficie, cuenta con un uso de suelo habitacional con oficinas y un máximo permitido de 7 pisos, a partir del ras de la banqueta y según el título noveno “ampliación de obras” del reglamento de construcción del Distrito Federal en su artículo 325: Las obras de ampliación sólo podrán ser autorizadas si las delegaciones permiten el uso de suelo y la nueva densidad, además de cumplir con los requerimientos que marca la ley y ese reglamento.

Crónica visitó directamente las oficinas del Partido y constató cómo los trabajos de remodelación están en marcha y no existe señalización alguna; al solicitar hablar con alguna persona que pudiera explicar por qué la obra se había reiniciado, el personal del edificio informó que no había quien pudiera brindar la información. Canalizaron la solicitud a otra área —contacto que sería sólo vía telefónica—  donde nadie respondió.

En el año 2013 el entonces representante legal, José Alberto Benavides Castañeda, pagó una multa de 3 mil  238 pesos para impedir la inspección por parte del personal de Instituto de Verificación Administrativa (Invea) y de la Delegación Cuauhtémoc y con ello pasaron varios años sin seguimiento alguno por parte de la administración de la demarcación hasta este año en el cual la obra se reinició.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -