Opinión


Telecomunicaciones para la CDMX, ¿otra vez la opacidad?

Telecomunicaciones para la CDMX, ¿otra vez la opacidad? | La Crónica de Hoy

Hace apenas unos días, la jefa de Gobierno de la CdMx, Claudia Sheinbaum, festejaba el haber pasado del lugar 85 al número dos en el mundo en cuanto a la accesibilidad a internet gratuito. Incluso, la doctora Sheinbaum externó sus planes para alcanzar pronto la máxima cobertura. Preocupa, sin embargo, que sea una empresa la que se beneficie directamente de esta política pública que debería caracterizarse por un licitación internacional transparente para decidir al proveedor de servicios. El año pasado, por ejemplo y como le dimos cuenta aquí, fue Telmex y su servicio de internet el que resultó “seleccionado” para dar el servicio. Funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México aseguraron que habían obtenido el mejor de los precios. El problema es que no se sometió a una licitación. Hace un año decíamos que no teníamos otra opción que confiar. Sería un pena que tuviéramos que confíar por segunda ocasión. Insistimos, la transparencia nunca está de más, nunca sobra.

Ahora, a unos días de que concluya el año, lamentamos informarle que no se ha convocado a licitación alguna para garantizar el servicio para la cobertura de internet en el 2020, a menos, claro está, de que tenga en sus planes volver a recurrir a una asignación directa como lo hizo este 2019, con el argumento de que no había tiempo para llevar a cabo un proceso tan amplio.

Ojalá, por el bien de la competencia, la funcionaria enmiende y de verdad convoque a un proceso abierto y transparente. De lo contrario no habrá mucha diferencia entre los gobiernos de antes y de ahora.

Llegaron los profesionales. Romper el monopolio en la distribución y en el suministro de medicamentos para el Sector Salud se convirtió en una obsesión para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público porque ese rubro representa uno de los principales y más importantes gastos del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Casi 100,000 millones de pesos, de un presupuesto de más de 6 billones de pesos, se destinan a la compra de fármacos para gobiernos estatales y para entidades de salud como el IMSS y el ISSSTE.  Por ello, para el gobierno federal resultaba indispensable buscar ahorros con una partida de recursos tan significativa.

La Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda rompió el ritmo de las ventas que grandes laboratorios tenían garantizadas año con año. Laboratorios PISA, por ejemplo, controlaba la producción de un medicamento oncológico: el Metotrexato. La distribución también estaba en manos de PISA. No sólo eso, PISA también se hacía cargo de unidades altamente especializadas para la mezcla de medicamentos clave para el tratamiento del cáncer.

Por ello, la dependencia no sólo buscó medicamento fuera del país para romper el monopolio de PISA, también decidió que el contrato de compras consolidadas ya no daría a los laboratorios que eventualmente vendería los fármacos, el contrato de distribución hasta la última milla, hasta la puerta de los hospitales.

Para este 2002, Estafeta será una de las empresas de logística que distribuirá medicamentos al amparo del contrato marco para el Servicio Integral de Recolección,Acondicionamiento, Entrega y Resguardo de Medicamentos, Vacunas, Lácteos, Psicotrópicos y Estupefacientes, Material de Curación, de Laboratorio y Radiológico. Al iniciar el proceso, Estafeta fue la única empresa en la lista aceptada por la Secretaría de Hacienda. Sin embargo, al proceso para decidir el contrato se sumaron las empresas Dibiter, Redpack y Vantage Servicios Integrales de Salud. El proceso de contratación de las compañías de logística está ya en sus últimos detalles. Bien porque llegaron los especialistas.

Buenrostro, la nueva Jefa del SAT. Raquel Buenrostro llegará al Servicio del SAT a incrementar la recaudación. Esta matemática egresada de la UNAM y con maestría en Economía por el Colegio de México ya lo ha hecho varias veces: reducir costos. Ahora, su reto, sin embargo, será mayor pues no sólo se trata de ahorrar, sino de obtener un incremento en la recaudación tributaria justo en un año lleno de retos económicos y menor crecimiento del PIB. Vaya reto.

 

 

Claudia Villegas

claudiavillegas@revistafortuna.mx

@LaVilleghas1

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -