Opinión


Tenosique y el Mundo Maya. Algunos rasgos

Tenosique y el Mundo Maya. Algunos rasgos | La Crónica de Hoy

En lo que hoy es el municipio de Tenosique hubo, en el Periodo Clásico, varias ciudades mayas y muchos asentamientos humanos; era el principio y el fin del mundo maya, ahí iniciaba hacia el sur y hacia el oriente. Era el sitio por el que se pasaba para ir de Calakmul a Tikal y viceversa, aproximadamente durante mil años.

La civilización maya, con base en los grados de desarrollo tecnológico con que contaba, utilizó el río Usumacinta como espacio de vida y conector entre dichos espacios, un sistema urbano basado en el río, en Calakmul y Tikal se estima que llegaron a contar con 50,000 y 90,000 habitantes respectivamente e incluso entre ambas ciudades cerca de Tikal en el periodo preclásico en la ciudad de El Mirador se estima una población de 100,000 a 250,000 habitantes,(https://laculturamaya.info/poblacion/). Ahora los tres sitios son ruinas, llamadas zonas arqueológicas. Aunque la estimación de la población del mundo maya fluctúa entre 2 y 13 millones de personas, “se puede aventurar que la población alcanza alrededor de 6 millones …” (http://www7.uc.cl/sw_educ/historia/conquista/parte1/html/h66.html). Para ir de Tikal a Palenque o Calakmul y viceversa se pasaba por Tenosique.

Hernán Cortés estuvo ahí, se cree que ahí enterraron al último emperador azteca: Cuauhtémoc. La caoba y las maderas preciosas de monterías de La Lacandona se embarcaban en sus muelles para llevarlas a Europa y la conexión por ferrocarril entre la Ciudad de México y Mérida se logró en 1950 cuando el puente del cañón del Usumacinta entró en funciones. Desde la llegada de los españoles, la ocupación del territorio se hace de fuera hacia adentro imponiendo modelos tecnológicos que responden a requerimientos exógenos.

El río Usumacinta es el único río vivo que nutre al Gran Sistema Marino del Golfo de México, la conectividad biológica entre la Selva Lacandona y los pantanos de Centla tiene como pieza fundamental el final de la cuenca media e inicio de la cuenca baja; en Tenosique, el robalo es un pez que sube y baja por todo el río, la regulación natural que se da entre el Cañón del Usumacinta y el valle de Tenosique es vital, lo que supone inundaciones que perjudican la infraestructura del lugar con efectos socioambientales, ello por haber desarrollado una civilización importada que supone estar contra el agua y no con el agua.

Tres de los grandes problemas del presente siglo suceden con intensidad en Tenosique: la fragilidad de los ecosistemas debido al cambio de uso del suelo para uso ganadero, rematado con el plan Tenosique - Balancán de la llamada revolución verde echada andar en la región en los años ochenta del siglo pasado; efectos del cambio climático en la región centro-mesoamericana que es de las de mayor sensibilidad a los efectos del cambio climático, con andanadas crecientes de sequía e intenso calor, incremento de huracanes y concentración de precipitaciones, con sed y con el agua hasta el cuello; y por último, cada día es más evidente la creciente inestabilidad geopolítica en la zona derivada del creciente flujo de migrantes y el aumento del crimen organizado.

Ahora se viven nuevos tiempos. En Tenosique el programa Sembrando Vida ha entrado con mucha fuerza, más de la mitad de las familias rurales están en el programa y supone un ingreso directo a la población muy significativo tres millones de pesos mensuales, además incluye a 720 becarios de Jóvenes Construyendo Futuro y 66 facilitadores y técnicos que viven y trabajan en Tenosique. El Tren Maya pasará por Tenosique y puede ser una amenaza o una oportunidad para el desarrollo del municipio, el asunto es que ambas prioridades nacionales se vinculan de diferentes maneras con el ciclo socio-natural del agua. Sumado a este nuevo impulso están esfuerzos de la sociedad de organizarse y buscar mejores condiciones de vida y bienestar, tales como Cooperativa de Mujeres Rurales de la Frontera Sur; Mujeres, organización y Territorios, ADIS-BACAB, Comité Campesino del Cañón del Usumacinta, La Casa Hogar y Refugio La 72, además de organizaciones tradicionales de ganaderos y cañeros; y finalmente, el actual alcalde impulsa cambios con un enfoque en adaptación al cambio climático. CentroGeo lleva diez años colaborando en el municipio junto con otros investigadores de varios centros públicos de investigación como Ecosur, Ciesas, UNAM, CCGS, la Universidad Politécnica Mesoamericana con sede en Tenosique, entre otros y con instancias de gobierno federal y estatales y organismos internacionales, principalmente CEPAL. Finalmente el nuevo Conacyt impulsa los Programas Nacionales Estratégicos que conllevan una nueva dinámica de relación entre la ciencia y la sociedad bajo la idea de investigar para incidir, incidir para investigar. Por todo lo anterior, es claro que existen excelentes condiciones para suponer que se avecinan mejores tiempos.

 

Yosu Rodríguez Aldabe es
Profesor Investigador Tecnólogo Asociado “A” CentroGeo

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -