Opinión


Tierra de osos

Tierra de osos | La Crónica de Hoy

Así como una jornada bien 

empleada produce un dulce 

sueño, así una vida bien 

usada produce una dulce muerte.

Leonardo da Vinci

En memoria de mi estimado 

Francisco José Bernal y 

Hernández, fallecido el pasado 

día 27, y con inmenso 

cariño para Pepe, su hijo y 

para Mireille Stoopen, su

amada compañera de vida.

El tema de este miércoles, obvio, versa sobre el oso de Chipinque, ya que aunque lo abordé ligeramente la semana pasada —apenas con la oportunidad encima más desconociendo detalles— merece mayor espacio y análisis, especialmente una vez ganado el primer round, al lograrse, tras extraordinaria y orgánica presión social, que el ejemplar no fuera capturado para ser enviado a un zoológico. Lo anterior, sin duda, marca un antes y un después para el específico manejo de la especie, y es por ello que ahora sí, a razón de que ese individuo no ha representado más riesgo del normal, me permito corroborar que mi postura al respecto no es otra que sumarme al llamado popular de respetarlo y dejarlo en su hogar, la mejor opción por mucho, partiendo de que ni fue el primero, ni el único y mucho menos será el último que visite las urbanizaciones, dando por casi seguro, además, que traslocarlo dentro del mismo perímetro del área natural que habita, como propuso la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), tampoco sería lo más conveniente para el animal; no sin antes conocerse el exacto motivo que lo orilla a bajar a la “civilización”. Básico será a la sazón…

Que por parte de las autoridades competentes, investigadores y expertos en la especie, se conozca puntualmente el universo real (no estimado) de individuos en la zona; sus sexos, edades y comportamiento, para de esa forma saber si no es la capacidad de carga la que ha sido rebasada, en añadido al problema que significó la falta de desperdicios humanos en el lugar debido al encierro pandémico y la época de sequía causante de escasez de alimento suficiente y adecuado. Ello, sin omitir lo goloso de los osos, que aunque clasificados como carnívoros en realidad son omnívoros oportunistas y el olfato nunca los engaña, por lo tanto, hacer el súper con los humanos les resulta seguro, sencillo, cómodo y hasta divertido, ante el reto que les representa abrir un bote dizque hermético.

Obvio es entonces que lo propuesto no resultará ni fácil ni barato, pero sí indispensable y lo que toca ética y moralmente. Punto. El oso está en SU territorio e incluso se comportó noblemente, por lo cual priva la propuesta de optar por emitir reglas, protocolos, métodos y códigos de conducta a los humanos y no a los úrsidos, lo que implicaría no invadir el área silvestre ni con trampas ni con ruidos ensordecedores para inhibirlos. Mucho menos aplicarles esa estupidez del Gotcha ya probada con gran fracaso en otros lares del mundo, tomando en cuenta que para más señas los úrsidos son in-te-li-gen-tes, astutos y de buena memoria. No olvidan. Siendo así…

Será esencial meter reglas en extremo rígidas… más… dentro del Plan de Manejo de esa Área Natural Protegida, al igual que implementar métodos de alarma y patrullaje específicos por parte del Municipio SPGG, sin relegar la importancia del correcto y eficiente manejo de la basura en el área residencial y, quizás, por temporadas, restringir los paseos peatonales en el Parque Ecológico Chipinque, con manejo administrativo privado pero que al formar parte del área natural protegida denominada Parque Nacional Cumbres de Monterrey, tendrá sí o sí que ajustar disposiciones que posiblemente al recaer en prohibiciones disgustarán a muchos, pero el caso es que urge, insisto, la instrumentación de reglamentos, protocolos y hasta de códigos de vestimenta que obligarán a modificar hábitos. Ni modo. Para cada caso obedecerá una implementación distinta. 

Hay más aspectos que tratar sobre este asunto, ya que al parecer ese mismo osito (y presumiblemente otros amiguitos) sigue en recorrido citadino, pero, por hoy se me termina el espacio y todavía quiero recordarles que en punto de las 12:00 horas iniciará el Foro Virtual “UNA GUERRA CONTRA LOS ANIMALES NO HUMANOS” organizado por mi compañero de páginas, el abogado animalista Isidro Cisneros. Búsquenlo en todas las redes sociales y participen. Es una buena oportunidad. De último momento supe que siempre no participará Ana Larre.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO