Opinión


Trump mete a los “terroristas” mexicanos a su campaña

Trump mete a los “terroristas” mexicanos a su campaña | La Crónica de Hoy

Los Estados Unidos son parte del problema, no de la solución.

La familia LeBarón, agraviada por haber sido víctima de una agresión incalificable, no sólo quiere castigar a los pistoleros responsables del asesinato de sus parientes, busca castigar a todo el país abriendo la puerta para que irrumpa Donald Trump y sus marines con el pretexto de cazar terroristas.

Se entiende la furia y la disposición de acudir a cualquier instancia, pero me parece que la familia podría darle otra pensadita porque el gobierno de los Estdos Unidos es corresponsable de la violencia en las inmediaciones de la frontera de Sonora y Chihuahua y de muchos otros lugares del país.

Los grupos de pistoleros están por ahí porque es un corredor para llevar droga a la frontera y atender el apetito insaciable de los consumidores gringos. Usan para perpetrar sus crímenes armas, pistolas, granadas y sus consentidos, que son los fusibles de asalto; en armerías norteamericanas, muchas de esas compras son incluso legales.

Además, los jefes de las bandas suelen depositar el dinero de sus ganancias en bancos norteamericanos con sucursales en la franja fronteriza. De modo que el gobierno de EU es corresponsable del poder que han adquirido los cárteles, pues es claro que no combate al narco, lo administra según sus intereses geopolíticos que es distinto.

Por si fuera poco, los norteamericanos tienen tecnología para detectar convoyes de hombres armados: a dónde van, dónde se esconden, y esa información de sus satélites y drenes se la quedan.

¿Si los cárteles mexicanos son calificados como organizaciones terroristas foráneas, Trump mandará a la caballería para atrapar a quienes dispararon contra los Lebrón? Seguramentge no.

Si quisieran capturar al Mencho o al Mayo Zambada ya lo hubieran hecho hace años, pues los han tenido en el radar muchos veces, incluso dentro de territorio norteamericano, no lo han hecho porque para muchas organizaciones norteamericanas, comenzando por los bancos, son benefactores. ¿Cuánto dinero mal habido habrá depositado El Mencho en bancos gringos en la última década?

De modo que abrirle la puerta a las fuerzas especial de Estados Unidos no ayudará nada. Sería más útil que le bajaran a su apetito insaciable de drogas, que pararan en seco el tráfico de armas, que impidieran que el dinero sucio inunde sus circuitos financieros, pero eso no lo hacen porque el combate al narco les interesa sólo como una manera de meterse en otro país, la injerencia es todo para ellos, está en su información genética.

Lo anterior no significa que se queden de brazos cruzados esperando la siguiente masacre, nada de eso, pero sería mucho más efectivo buscar otras opciones, una de ellas sería exigir al gobierno de EU la información que tiene de los grupos delictivos que operan en la zona.

La sola petición alarmó a la cúpula de la 4T. López Obrador, Durazo y Ebrard abordaron el tema entre asustados e indignados. Es seguro que giraron instrucciones para acelerar la investigación de la masacre para tener algo que presumir antes del primero de diciembre, día en el que algunos de los integrantes de la familia LeBarón marcharán en protesta por la estrategia de seguridad seguida por el gobierno de AMLO. Más adelante, en enero, se llevará a cabo la marcha Sicilia-LeBarón a la que el gobierno le tiene pavor.

Como era de esperarse Donald Trump no desaprovechó el pase para gol que le puso la familia LeBarón y ya está pensando cómo hacerle para enviar al país un grupo de fuerzas especiales, y después dos. Meterá el tema de los narcoterroristas mexicanos en su campaña.

 

jasaicamacho@yahoo.com
Twitter: @soycamachojuan

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -