Opinión


Trump: ¿Tiro al aire o al pie?

Trump: ¿Tiro al aire o al pie? | La Crónica de Hoy

Trump vaga por el mundo empuñando su revólver tuitero para lanzar balazos a diestra y siniestra. Además de racista, electorero y distractor del escándalo por el posible juicio político que cobra fuerza en su contra entre los demócratas y otras fuerzas de poder estadunidense, el amenazante Twitter del moderno aspirante a ranger es burdo y torpe.

En términos de cálculo político no quiero vaticinar si resultará efectivo para sus fines: los visibles y los enmascarados. Lo que es un hecho es que la trayectoria de su disparo debe observarse en cámara lenta.

El pretexto de sus amenazas para una escalada en el aumento de aranceles (que amenaza no sólo al sector automotor) es cínico y temerario: responsabilizar a México del flujo migratorio de centroamericanos hacia el país del norte y presionar al gobierno de AMLO para que adopte medidas represivas (que las sigue habiendo en menor escala con respecto al prianato), pero que no forman parte de la política de este gobierno que promueve un desarrollo que incluso tiene oposición en sectores de izquierda.

Lo que definitivamente no puede hacer el nuevo régimen mexicano es regresar a la política de guerra declarada por Calderón y embozada por Peña Nieto, en la que el fenómeno migratorio se convirtió en un jugoso negocio para toda clase de autoridades involucradas como parte estructural del crimen organizado, quienes todavía lucran, de  acuerdo al padre Solalinde (yo esperaría que en menor escala) con la tragedia humana al sobornar a familiares de migrantes por la vida de sus seres queridos y alistar a quienes no pudieron cruzar nuestra frontera norte, en una serie de actividades y redes delictivas que incluyen trata de personas, esclavos de cárteles y reclutamiento de sicarios para mantener aceitado el negocio de la muerte.

Las razones de la migración ilegal son producto de la pobreza extrema. Muchos de quienes deciden abandonar su país para llegar a la frontera norte en las condiciones en las que lo hacen, incluidos un buen número de paisanos, lo hacen jugando a la ruleta rusa, porque además de los peligros señalados, pueden terminar en fosas clandestinas, camiones frigoríficos o reducidos a cenizas en improvisados hornos crematorios, como los que hemos visto de manera cada vez más impávida y complaciente desde la comodidad de nuestros Iphone, Samsung o Huawei.

La propuesta bélica y de confrontación con la que nos amenaza Mr. Twitter, para combatir con más tiros locos a los múltiples rivales que se ha ganado en los frentes de guerra comercial que ha abierto, no le conviene ni a su propio país.

¡Ya basta! El modelo de crecimiento del capitalismo salvaje de Trump está haciendo agua por muchos frentes y el negocio de la muerte y de las armas es el de más urgente erradicación, por lo menos en México.

El disparo de Trump consiguió que se visibilizara el respaldo con el que cuenta el Presidente de México en la mayoría de los sectores sociales y productivos del país. Sus respuestas de los últimos días no sólo son sensatas en el contexto de la relación asimétrica que mantenemos con nuestro vecino abusivo, sino que le están devolviendo al país la dignidad que perdimos en materia de política internacional, y que, durante las gestiones de Calderón y Videgaray, encarnado en Peña Nieto, alcanzó grados de abyección, aplaudida por una intelectualidad decadente que habrá que observar cómo se mueve ahora.

Por lo pronto este asunto le quitó foco al nuevo escándalo de corrupción sistémica que tarde o temprano se destapará como avalancha y no saldrá del debate público.

El asunto debe servir también para que más allá de negociaciones y posibles secuelas después de la reunión entre funcionarios de ambos países, se reactive la abandonada economía nacional y abramos el horizonte de nuestras relaciones comerciales con otros países.


dgfuentes@gmail.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -