Bienestar


Tumores espinales: un enemigo silencioso y peligroso

Además de poner la vida en peligro, el tumor espinal puede causar discapacidad permanente.

Tumores espinales: un enemigo silencioso y peligroso | La Crónica de Hoy

Los tumores espinales son dolorosos y discapacitantes

Dolor, problemas neurológicos e incluso parálisis son algunos de los síntomas más comunes cuando se trata de tumores en la médula espinal o vértebras.

Además de poner la vida en peligro, el tumor espinal puede causar discapacidad permanente.

El Dr. Sean M. Barber, neurocirujano, afirmó que “hay diferentes tipos de tumores que pueden aparecer en la columna vertebral, algunos de los cuales son metastásicos, lo que significa que el cáncer inició en otra parte del cuerpo y viajaron hasta llegar a la columna vertebral. Hay otros tipos de tumores que comienzan en la columna vertebral, llamados tumores primarios, que son raros y tienden a ocurrir en gente joven.  Pueden desarrollarse en cualquier parte de la columna vertebral, huesos y nervios."

Agregó que “dependiendo del tipo de tumor, a veces puede ejercer presión sobre los nervios y en la médula espinal, causando síntomas de debilidad, entumecimiento o dolor. Ocasionalmente, pueden moverse a otras partes de la columna vertebral y causar inestabilidad, haciendo que el movimiento sea doloroso.”

El Dr. Barber explicó que la mayoría de los pacientes van a un especialista cuando están experimentando dolor de espalda, cuello, brazo o en piernas, así como debilidad en las áreas del cuerpo antes mencionadas. El primer paso para detectar un tumor espinal es a través de una resonancia magnética, para poder proceder con el tratamiento.

"Generalmente, hay tres terapias diferentes para estos tipos de tumores: cirugía, radiación y quimioterapia. Dependiendo del tipo de tumor, usamos una combinación de tres. La cirugía a menudo es necesaria cuando se ejerce presión sobre la médula espinal o cuando el paciente tiene un déficit neurológico. Un déficit neurológico puede ser causado por una presión tumoral en la médula espinal o un nervio, y requiere la extracción del tumor.”

Después de extirpar un tumor espinal, el neurocirujano del Hospital Houston Methodist explicó que “se debe tener especial cuidado con el paciente después de la cirugía, ya que tratamos de restaurar la estabilidad en la columna vertebral durante el proceso quirúrgico para tratar el dolor y evitar que el tumor vuelva a crecer. Por lo tanto, las citas de seguimiento son vitales.”

Las causas de los tumores espinales a menudo no están claras. En algunos casos la genética puede ser un factor. Un cirujano que se especializa en cirugía de columna vertebral es el profesional médico más adecuado para este tipo de afección y debe ser consultado a los primeros síntomas.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -