Nacional


Violencia vs. Turismo

Mazatlán salió del circuito de cruceros por un episodio de violencia.

Violencia vs. Turismo | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

Vivimos una semana de terror para el país, con episodios de violencia gravísimos, y con la declinación del Estado mexicano ante el poder de los narcos en Culiacán. El gobierno ha emprendido una intensa campaña de medios como control de daños a partir de la idea de que liberar a un delincuente detenido evitó una masacre, lo que en lugar de críticas debería generar halagos y reconocimientos por su “humanismo”. No se puede afirmar que los voceros del Gobierno han mentido, pero es obvio que dicen y se desdicen y difunden versiones diferentes en cuestión de horas.

Su mirada está puesta en su clientela política local, la nacional, la que vota. Pero hay otra audiencia muy importante que está recibiendo desde hace días una secuencia de noticias malas que arruinan la percepción de México en el exterior, me refiero a los potenciales visitantes extranjeros. El turismo se suma a los daños colaterales de la explosión de violencia de Aguililla, Iguala y Culiacán. Es así porque la prensa internacional volteó la vista al país y porque las redes sociales no tienen fronteras.

Sobre la prensa internacional hay que hacer notar no sólo la cobertura, sino que además todo parece indicar que tienen otros datos y difunden versiones diferentes a las que proporciona el Gobierno. La prensa internacional habla de dos hijos del Chapo y pronto, de seguro, revelará el papel de la DEA en el fallido operativo. De las redes sociales es muy complicado calcular los daños de miles de mensajes negativos circulando a nivel planetario. ¿Cómo pueden contrarrestarse?

La respuesta es con información de calidad, sin mentiras, ubicando el tamaño del problema y su ubicación geográfica. El turismo internacional ve Michoacán y Guerrero, que ha comenzado a regresar de manera tímida. El caso particularmente doloroso es el de Sinaloa, que lleva años esmerándose para regresar a las grandes ligas del turismo, y que, por su oferta tan atractiva, es el lugar que se merece. Le ha costado tiempo, dinero y esfuerzo, pero comenzó a ver la luz, en particular Mazatlán, que salió del circuito de los cruceros por un episodio de violencia en la zona donde éstos llegan.

¿Qué pasará con Sinaloa después de las escenas que se han difundido a todo el orbe de lo sucedido en Culiacán? Gente agazapándose, niños llorando, padres corriendo, vehículos blindados, soldados y sicarios conviviendo como compadres. La responsabilidad de la respuesta en materia turística tiene dos frentes, el de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el de la Secretaría de Turismo. Marcelo Ebrard y Miguel Torruco son dos profesionales que a diferencia de varios de sus colegas de gabinete sí saben lo que hacen. Tendrán que esmerarse y más nos vale a todos que tengan éxito en el corto plazo. Por supuesto que se esperan nuevas alertas de viaje para que los viajeros de EU y de otros lugares se abstengan y se salten México en sus vacaciones. Es una verdadera desgracia. El problema ahora es que no hay recursos disponibles para emprender acciones de emergencia. El dinero está en la bolsa del Tren Maya, pero algo tendrá que hacerse. Se requiere hacer más con menos y con toda la imaginación posible. Se han registrado otras crisis y se logró salir adelante. El turismo es crucial porque representa el 9 por ciento del PIB y es el principal empleador de mujeres y jóvenes. La violencia es tóxica para el turismo. Van algunos datos de su relevancia y de las razones por la que urge un programa de promoción que contenga los daños de los episodios de violencia.  El secretario Torruco dio en días recientes los siguientes datos:

El sector turístico del país, con sus cuatro millones 326 mil empleos directos, 4.4 por ciento más que lo registrado al tercer trimestre del año pasado, tiene una valiosa aportación del 8.8 por ciento al total de plazas laborales que hay en México; informó además que, de enero a agosto de este año, visitaron nuestro país 29.8 millones de turistas internacionales, lo que significa un aumento del 7.6 por ciento respecto al mismo periodo de 2018.

Con esta tendencia, 2019 cerrará con la visita de 43 millones 300 mil turistas internacionales, que es 4.7% superior al año pasado, y 12.13% más en el rubro de gasto que realizan los visitantes, es decir, 24 mil 400 millones de dólares.

El empleo también registra aumento, ya que en esta administración se han generado 181 mil para acumular un total de 4 millones 326 mil empleos, es decir, 4.4 por ciento de incremento a nivel nacional, lo que significa que el sector turístico alcanzó el 8.8 por ciento de representación en las cifras de empleo total. Por ello, el saldo en la balanza turística es positivo: 10 mil 694 millones de dólares, 34.7% más que en 2018. “Habrá 23 mil 232 hoteles nuevos con 830 mil habitaciones, 2.7 por ciento más. Ese número de cuartos y de hoteles nos ubica en la séptima posición a nivel mundial en lo que es infraestructura hotelera.”

Esas cifras no son números fríos, representan bienestar para cientos de miles de familias, y eso es lo que se pone en riesgo por los estallidos de violencia. Los destinos turísticos tienen que cuidarse como instalaciones estratégicas porque eso son precisamente, instalaciones estratégicas que generan divisas, empleos, calidad de vida para los mexicanos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -