Bienestar


Vivir sin lágrimas

Padecimientos. La mirada lastimada y enrojecida, los ojos de ella o él, casi siempre de edad madura, pierden la capacidad de secretar lágrimas, hecho irreversible que difícilmente se pudo haber evitado, pues los años y las enfermedades del tiempo son la principal causa. #RetoMiSalud

Vivir sin lágrimas | La Crónica de Hoy

Entre los gases de la contaminación, el humo del tabaco y la atención robada por las múltiples pantallas, mujeres y hombres aprenden a humedecer sus ojos con lágrima artificial, líquido que aligera el día cuando lubrica y limpia la superficie ocular.

Ojo seco se llama esta condición, trastorno que tiene múltiples causas pues en tanto se relaciona con enfermedades autoinmunes como la artritis, también está asociada con padecimientos dermatológicos, la psoriasis, por ejemplo. Al respecto, especialistas apuntan que el ojo seco es un trastorno que también se desencadena o empeora tras el uso de medicamentos como los que ingieren las personas con hipertensión, esquizofrenia y depresión, entre otros.

A simple vista es difícil saber si se padece ojo seco, pues las molestias que ocasiona son comunes, tales como: enrojecimiento, comezón, ardor, picazón e incluso la sensación de tener algo (un objeto) atravesado en la superficie ocular, razón por la que lo ideal es que cualquier persona debe visitar al especialista de los ojos por lo menos una vez al año.

De acuerdo con el oftalmólogo Francisco Beltrán Díaz de la Vega, médico adscrito de la Asociación para Evitar la Ceguera en México I.A.P., el ojo seco es una condición que no tiene cura, afecta en mayor medida a mujeres de 40 años o más y esto se debe al factor hormonal, el cual influye tanto en la consistencia como en la cantidad de lágrimas que se producen.

El doctor Beltrán Díaz de la Vega imparte cátedra en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Panamericana; explica a sus alumnos que el ojo seco es un trastorno que cursa tres etapas: leve, moderado y severo y que son casi nulas las posibilidades de curación, razón por la que el paciente dependerá de por vida del suministro de lágrima artificial.

Esto es porque de manera natural la superficie de los ojos se nutre y cobra brillo tras cada parpadeo y mediante las lágrimas, manteniendo así la agudeza visual, facultad que también se deteriora conforme se agrava el ojo seco, razón por la que las personas afectadas necesitan elegir con minucia tanto al especialista que le hará la exploración ocular como los productos con los que atenderá su padecimiento.

Mucho ojo. ¿Cuánto tiempo se tarda tu oftalmólogo en revisarte? ¿Cuántos instrumentos ocupa para determinar tu salud visual? ¿Es capaz de relacionar la condición de tus ojos con otros padecimientos? Antes de la entrevista con la que se formó este contenido, el oftalmólogo Beltrán realizó una exploración ocular de rutina, durante el procedimiento que al menos duró veinte minutos, —y eso sólo por tratarse de una demostración—, el especialista midió la agudeza visual de la paciente, la presión intraocular y la cantidad y calidad de lágrimas que secretan sus ojos, todo esto utilizando al menos cuatro instrumentos de valoración ocular. Al final el diagnóstico fue parcialmente satisfactorio pues la paciente no tiene ojo seco, pero el especialista detectó la presencia de alergia severa, la cual se reflejó durante la revisión.

A procedimientos de exploración profunda como éste es a lo que se deben acostumbrar las personas que tengan alguna enfermedad sistémica, o que de manera frecuente y por prescripción consuman determinados fármacos, ya que estos factores son los que hacen que las lágrimas se evaporen rápidamente, con lo que no se nutre ni lubrica al ojo, o que la consistencia del líquido no tenga la calidad de grasa necesaria para mantener humectada y sana a la superficie ocular.

Por esta razón, los especialistas sugieren el uso de lágrimas artificiales cuya composición sea lo más parecido a la natural, es decir, que contengan una sustancia llamada hialuronato de sodio, la cual se encuentra en el ojo. Los oftalmólogos apuntan que estos productos son estables y de larga duración, con lo que no se produce visión borrosa, sequedad o irritación, lo que incluso permite el uso de lentes de contacto.

Por otra parte, el oftalmólogo Beltrán, que fue presidente de la Sociedad Mexicana de Oftalmología, comentó que conductas de la vida moderna como el uso de las pantallas agravan o aceleran el ojo seco, pues al fijar la vista en los dispositivos se reduce el número de parpadeos, con lo que no se lubrica de manera suficiente ni eficiente a la esfera ocular.

En este sentido cabe destacar que el departamento de oftalmología de la Universidad de Pensylvania señala que cuando una persona está frente a una computadora en promedio parpadea de 12 a 17 veces por minuto cuando lo necesario para la lubricación de los ojos es de 26.

Por último, el oftalmólogo Francisco Beltrán reiteró que las personas que fuman o que padecen otras enfermedades como diabetes, hipertiroidismo y lupus, entre muchas otras, son las que deben acudir con mayor rigurosidad a la revisión anual de sus ojos, ya que en países como en China el ojo seco se ha presentado en niños de hasta 5 años de edad.

 

¿Dónde acudir?

 

Asociación para Evitar la Ceguera en México I.A.P.

Organizaciones sin fines de lucro que ofrecen alternativas para superar y prevenir enfermedades oculares y trastornos de la visión.

Sitio: www.apec.org.mx

Correo: sugerencias@apec.com.mx

Tel: 55108-41400

 

Fundación de Asistencia Privada Conde de Valenciana IAP

Sitio: www.institutodeoftalmologia.org

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -