Opinión


¿Y la Reforma al Poder Judicial?

¿Y la Reforma al Poder Judicial? | La Crónica de Hoy

 

 

LIC. JULIO SCHERER IBARRA,

CONSEJERO JURÍDICO

DE LA PRESIDENCIA:

+En mal reino, leyes muchas;

y no se cumple ninguna

Anónimo

 

Usted, don Julio, que tan cerca está del presidente, explíquenos por favor:

¿Por qué la 4a Transformación, hasta cuando tiene una buena idea, la echan a perder?

Es el caso de la Reforma al Poder Judicial (RPJ).

Como ciudadano común, me parecen interesantes y ambiciosos los objetivos centrales, habida cuenta de que el rezago y la corrupción en la administración de justicia son de larga data y que todos en algún momento de la vida los sufrimos.

Mire usted, según lo difundido en los medios -que de algo sirven…-, a partir de la RPJ la carrera judicial será otra cosa. Destacan que habrá una escuela de jueces donde se capacitará continuamente a los defensores de oficio (claro, ahora se llamarán Defensores del Pueblo), será obligatoria la evaluación del desempeño laboral y habrá controles más duros contra la corrupción, el nepotismo y el acoso sexual. También los analistas jurídicos han encontrado fallas, sobre todo en lo relativo a los tribunales para amparos.

Pero no es mi intención analizar la RPJ, sino su pecado original y los varios pecados capitales en su haber, según afirman constitucionalistas como Elizur Arteaga.

Veamos:

El inquieto ministro Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, seguramente comentó con Andrés Manuel López Obrador la necesidad de una reforma al Poder Judicial, pero dicho Poder no puede enviar iniciativas al Congreso porque sería juez y parte para dirimir cualquier cuestionamiento. Tal limitación es sustantiva en la arquitectura constitucional y en la división de Poderes.

AMLO, siempre comedido, anunció el 12 de febrero que haría suya la iniciativa preparada por el Poder Judicial para enviarla al Congreso, así que Zaldívar la elaboró con su grupo de expertos, la mandó al presidente, éste al Congreso y ¡voilá!,  la RPJ fue aprobada…

… Pero aquí viene el pecado original:

Zaldívar y AMLO se están brincando una prohibición constitucional y generando vicios de procedimiento, lo cual es es un fraude a la ley, en opinión de Arteaga.

Pasemos a los pecados capitales.

Zaldívar no consultó el proyecto de iniciativa con sus pares, magistrados y jueces. ¿Se imagina la resistencia que pondrán a la implementación de la RPJ?

Ahora, si ya fue aprobada por ambas Cámaras, ¿qué ha detenido su entrada en vigor? Pues el gran alboroto político y legal generado por un transitorio agregado de último momento, mediante el que el actual presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, prolongará su mandato hasta 2024, lo cual contraviene a la Constitución. Este sí que es un pecado capital grave, don Julio: un transitorio no puede estar por encima de la Carta Magna.

El pretexto para tal prórroga fue asegurar que la RPJ dispusiera de “tiempo y continuidad”. O sea, que todo depende de las personas y no de las instituciones.

Estamos por ver otro pecado capital:

El 28 de mayo se cumplió un mes de que el Congreso envió su dictamen aprobatorio. La Presidencia tiene 10 días para publicar la Reforma en el Diario Oficial, que se cumplen el 7 de junio; y si no se publica, en automático la RPJ entrará en vigor, con todo y prórroga de mandato de Zaldívar. Mal precedente para otros Poderes.

Pero por esas fechas vamos a estar tan ocupados con los resultados electorales, que ni cuenta nos vamos a dar si se publica o no la RPJ… ¡Ojo, pues, que alguien esté al tanto..!

Por muy buenas que sean sus intenciones, si el Poder Judicial viola la Constitución y pierde su independencia, ¿qué podemos esperar de él?

Y una vez más, la 4ª Trituración, perdón, Transformación, se habrá salido con la suya.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -