Opinión

Oaxaca, a ras de tierra

La contienda al interior de Morena por la candidatura para el gobierno de Oaxaca sigue a ras de tierra.

Flavio Sosa, ex líder de la APPO, que se formó en la ventanilla de Susana Harp, anunció movilizaciones de protesta por la decisión de la dirigencia del partido de dar la candidatura a Salomón Jara, del Frente Unido de Comunidades de Oaxaca.

Flavio y Salomón traen pleito porque se disputan, desde hace años, la misma clientela; es decir, las organizaciones populares del estado que tienen mucha experiencia en la contienda política: pero también, no se pierda de vista, en la lucha cuerpo a cuerpo.

Foto: Especial

Foto: Especial

Morena tiene una estructura territorial endeble en el estado, de modo que depende enteramente de que los líderes alcancen un acuerdo para evitar que el proceso se descarrile.

La pregunta en Oaxaca es ¿qué premio de consolación pueden darle a Flavio para que acepte que Salomón sea el candidato?

Los asuntos, no los nombres

En los cambios en el equipo presidencial anunciados ayer sobresalen los asuntos más que los nombres de los implicados.

Destaca el caso del Tren Maya, la principal obra de infraestructura de la administración López Obrador, que presenta un semestre de retraso y enfrenta todos los días problemas logísticos, ambientales y sociales que complicarán todavía más concluir a tiempo la obra.

Fonatur, el organismo que se encarga de la inversión turística en el país, fue la instancia elegida por el presidente para coordinar los trabajos de construcción del Tren.

Su titular tiene línea directa con Palacio Nacional sin escalas. Con la misión de recuperar el tiempo perdido y lograr la hazaña de que la obra, al menos una parte sustantiva de ella, se concluya este sexenio, llega al cargo May Rodríguez, ex secretario del Bienestar, paisano y amigo personal de López Obrador.

Su misión no es decirle al presidente lo que no se puede hacer, sino qué acciones tomar para que la locomotora acelere.

C-4 en Tepalcatepec

El CJNG tiene meses ensayando el uso de drones cargados con explosivos plásticos para atacar a sus enemigos en Tepalcatepec, la comunidad michoacana cuyo control anhelan las huestes del Mencho y que hoy está bajo control de los Carteles Unidos.

La banda criminal está en la etapa de ensayo y error. Al parecer lo hace con mínimas molestias por parte de las fuerzas federales y estatales, que andan en otras cosas.

El uso de explosivos es uno de los factores que se toman en cuentan para calificar a una organización delictiva como grupo terrorista, lo que tiene implicaciones graves a nivel internacional.

¿Dónde adquiere el CJNG sus pertrechos de última generación? ¿Quién adiestra a sus sicarios? ¿Hay suficientes francotiradores para nulificarlos?

Las preguntas se acumulan sin que nadie se tome la molestia de responder. ¿Una vez que domine el uso de los drones con explosivos qué objetivos buscará el CJNG?

Ni encarte, ni descarte

Como son amigos desde hace años, Samuel García y Luis Donaldo Colosio suelen hacerse bromas pesadas.

El gobernador de Nuevo León anima de manera pública a Colosio, alcalde de Monterrey, a que le entre al tema de la sucesión presidencial 2024 ya que hay encuestas que lo señalan como presidenciable.

El alcalde, a quien todavía muchos llaman “el niño Colosio” como un reflejo, dijo que todavía no es tiempo de hablar de candidaturas.

El alcalde no se encarta ni se descarta, solo lo deja para después.

No obstante, dejó en claro que el tema le interesa, porque rubricó diciendo que la mejor campaña es el trabajo diario.