Cultura

Desmontan en Plaza Roja estatua de héroes de rebelión contra invasión polaca

Las esculturas no volverán al pedestal que se encuentra frente a la Catedral de San Basilio hasta noviembre de 2022

restauración

La Plaza Roja de Moscú.

La Plaza Roja de Moscú.

La única estatua que se encuentra en la Plaza Roja, el monumento a los héroes de la rebelión contra la invasión polaca, Kuzma Minin y Dmitri Pozharski, fue hoy desmontada para su restauración.

Según informó el Museo Histórico, las esculturas no volverán al pedestal que se encuentra frente a la Catedral de San Basilio hasta noviembre de 2022.

El desmontaje de las estatuas fue el momento más peligroso de las obras de restauración, según explicó Alexéi Levikin, director del museo, ya que requirió el empleo de una grúa.

"Ahora los restauradores proceden al análisis detallado del monumento", señaló.

La restauración del monumento, que requerirá una inversión de 55 millones de rublos (730.000 dólares), consistirá en reemplazar la carcasa exterior, pero también el interior de las estatuas, además de los bajorrelieves y el plinto.

Fue erigido en 1818, primero al otro lado del Kremlin y, debido a la construcción del Mausoleo de Lenin, a partir de 1931 está situada frente a San Basilio.

Minin y Pozharski lideraron las milicias populares que expulsaron de Moscú a los invasores polacos, lituanos y alemanes en 1612, gesta que puso fin al conocido como Período Tumultuoso de la historia de Rusia.

Esa gesta se conmemora cada 4 de noviembre en el Día de la Unidad Popular, instaurada en 2005 en sustitución de la fiesta de la revolución Bolchevique, que se celebraba cada 7 de noviembre.