Cultura

Viajando (en gerundio) desde “Un barquito en la pared”

“Un barquito en la pared”, plausiblemente ha conseguido esa vista periférica que estamos requiriendo para sentir al mundo y su histórico viaje de sangre y resistencia

de teatro y otros convivios

La dirección de la obra está a cargo de Faviola Llamas, en tanto que la dramaturgia por Itzel Villalobos.

La dirección de la obra está a cargo de Faviola Llamas, en tanto que la dramaturgia por Itzel Villalobos.

Luis Hernández

Dicen que se fue en un barco

que dibujó en la pared.

No les crea su merced

lo que diga un milico

que tuerce la historia

para borrar la memoria

de un afrofeminicidio.

"Un barquito en la pared"

Esa historia torcida de la que habla el verso es reivindicada en el admirable trabajo escénico por el que está navegando (así, en gerundio) “Un barquito en la pared”.

La directora de esta obra, Faviola Llamas, es también co-fundadora de la asociación civil Tejiendo redes, la cual desde 2018, entre sus valiosas labores, hace escuela escénica con enfoque feminista (o con perspectiva de género, para quienes les asuste la palabra “feminista”), por lo que estamos ante una obra cuidada, a salvo de la misoginia y la romantización del feminicidio que, por ejemplo, La mulata de Córdoba, leyenda en la que está inspirada esta obra, sí tiene.

En un tino sensible e inteligente de la dirección, Soledad, nombre con el que fue conocida la protagonista, aparece durante toda la obra de una forma más brujil que fantasmal. Cantora, cuidadora, curandera, contadora y hacedora de historia, evoca un legado de resistencia y defensa, del que iremos sabiendo poco a poco.

Por otro lado, Petra, me parece uno de los elementos más valiosos de esta propuesta, toda vez que pocas ocasiones las historias nos dejan entrar de una manera tan profunda a la emocionalidad de “la que mira”. Quienes observamos, nos exponemos a la identificación de actitudes sistémicas como las de “la madre”, cargadas de normalización y temor, hasta las del hermano, desbordadas de poder y brutalidad, versus las de Petra, que, si bien atraviesa un camino de insostenible frustración, es ella, en la potente actuación de Fabiola Villalpando, quien nos llevará a una historia distinta sobre esa mulata de quien nos han contado.

El elenco se compone por Fabiola Villalpando, Patricia Loranca / Paty Vaca, Mario González-Solís y Adriana Alonso.

El elenco se compone por Fabiola Villalpando, Patricia Loranca / Paty Vaca, Mario González-Solís y Adriana Alonso.

Luis Hernández

Los diálogos escritos en verso y matizados de palabras convencionales actuales, en paralelo con el vestuario diseñado desde la combinación de épocas, nos llevan hacia la atemporalidad, propia del acto bárbaro del feminicidio, con acentuación en el afrofeminicidio, tipología ignorada en México.

Hay una parte de la obra que, como espectadora, sentí forzada, lo que me ha ocurrido otras veces en parecidas circunstancias: historias de mujeres donde pareciera que se sintió la necesidad de no “excluir” al varón, de darle una participación “bondadosa”. El fragmento donde el personaje varón es quien impulsa a Soledad a que escape, resulta abrupto al tejido de la historia; comprendo la intención, no obstante, lo sentí como un hilo forzado que aparece de la nada en una narrativa a la que no le hacía falta.

"La mulata de Córdoba"

Brenda Contreras Paredes
"...estamos ante una obra cuidada, a salvo de la misoginia y la romantización del feminicidio que, por ejemplo, "La mulata de Córdoba", leyenda en la que está inspirada esta obra, sí tiene.

Finalmente, quienes no lo conocen, las butacas del Teatro El granero están distribuidas a tres ángulos, a manera de foro arena o círculo estable, lo que representa todo un reto en torno a la decisión de la ubicación y movilidad escénicas. “Un barquito en la pared”, plausiblemente ha conseguido esa vista periférica que estamos requiriendo para sentir al mundo y su histórico viaje de sangre y resistencia.

Lee también

La Titería cumple 10 años poniendo “en voz de los títeres las palabras de las infancias”

brenda contreras paredes*
La obra “La vaca verde” simboliza mucho del trabajo realizado por Marionetas y por La Titería.

“UN BARQUITO EN LA PARED”

Elenco: Fabiola Villalpando, Patricia Loranca / Paty Vaca, Mario González-Solís y Adriana Alonso.

Dirección: Faviola Llamas

Dramaturgia: Itzel Villalobos

COORDENADAS

Teatro El Granero, Xavier Rojas del Centro Cultural del Bosque INBAL.

Sábado 18 de mayo a las 19:00 hrs. y domingo 19 de mayo a las 18:00 hrs.

Entrada general: $150 (Descuentos habituales).

*X: @andantaymala