Mundo

Grupos sociales protestan contra el Gobierno y la falta de acceso al agua en Costa Rica

La manifestación, que incluye trabajadores del sector público, estudiantes y vecinos, reclama contra los recortes presupuestarios y la privatización de servicios esenciales

Protestas en Costa Rica

Integrantes de grupos sindicales y sociales protestan contra las políticas

Integrantes de grupos sindicales y sociales protestan contra las políticas "neoliberales" del Gobierno y por la falta de acceso al agua potable, este miércoles en San José (Costa Rica)

EFE/ Jeffrey Arguedas

Grupos sindicales y sociales de Costa Rica protestaron este miércoles contra las políticas "neoliberales" del Gobierno del presidente Rodrigo Chaves y por la falta de acceso al agua potable en varias comunidades del país.

Cientos de personas se movilizaron pacíficamente por la Avenida Segunda, principal vía de San José, para protestar contra los recortes presupuestarios en el sector social, educativo y de salud, y además para exigir al Gobierno que garantice el acceso al agua potable en comunidades que están sufriendo por la falta del líquido.

Con pancartas y cánticos, la manifestación estuvo integrada por trabajadores del sector público, representantes sindicales, estudiantes universitarios, organizaciones comunales y vecinos de comunidades que reclaman acceso al agua potable.

"Nos sumamos a esta diversidad de organizaciones. El pueblo debe organizarse para enfrentar estas políticas neoliberales. Está en peligro la Caja (Costarricense del Seguro Social), las universidades, Acueductos y Alcantarillados, la educación. Está en peligro toda la ciudadanía que esta sufriendo las consecuencias de estas políticas económicas contra el pueblo", expresó a EFE el secretario general de la Unión Nacional de Empleados de la CCSS, Luis Chavarría.

En cuanto al agua, comunidades de San José como Hatillo, Coronado, Alajuelita, Tibás, Guadalupe y Desamparados, han sufrido en los últimos meses racionamientos y cortes de agua por deficiencias en la infraestructura del estatal Instituto de Acueductos y Alcantarillados e incluso por contaminación.

"Hatillo vive con una problemática desde hace muchísimos años. Llegamos a un límite y ya no podemos aguantar más. Esta situación es insostenible, la gente no puede vivir así, hay muchos adultos mayores que necesitan el agua. Estamos cansados de que nos digan que vamos a tener agua a una hora y no hay", dijo a EFE Edith García, una vecina de la comunidad de Hatillo.

El Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (BUSSCO), organizador de la manifestación, indicó en un pronunciamiento que el Gobierno pretende "entregar los bienes comunes de los costarricenses" e hizo un llamado a la población a defender los derechos y las conquistas sociales.

"Expresamos nuestra profunda preocupación por la postura presidencial ante la multitud de conflictos sociales, origen de la continuidad en la imposición de un modelo económico neoliberal que pretende avasallar las conquistas históricas del pueblo, entregándolas a precios de miseria a manos privadas", indica el pronunciamiento.

Por ejemplo, los manifestantes protestaron contra la intención del Gobierno de vender el estatal Banco de Costa Rica, y por políticas que consideran están debilitando a la Caja Costarricense del Seguro Social para favorecer a la medicina privada.

Los manifestantes también criticaron el estilo de confrontación del presidente Chaves, pues polariza a la sociedad, y afirman que no ha habido avances en la lucha contra la defraudación fiscal de grandes empresas, mientras hay una "precarización del empleo" mediante iniciativas de ley como el establecimiento de jornadas de 4 días laborales de 12 horas y 3 días de descanso.

Otra de las consigas de la manifestación fue que el Gobierno pague una deuda que mantiene con la Caja Costarricense del Seguro Social y que eche a andar el portafolio de inversiones de la institución que incluye proyectos como la construcción de un nuevo hospital en la ciudad de Cartago.