Academia

No hay estudios que confirmen que Broncho Vaxom proteja contra COVID-19

Hay resultados sobre sus efectos positivos, pero fue en cultivos de células en laboratorio: Carlos Amábile. : Falta verificar si el tratamiento contra SARS-CoV-2 reacciona en el cuerpo humano igual que en cultivos de células

medicamento

No se pueden tomar atajos y decirle a la gente que lo que funcionó en laboratorio con ratas o con cultivos celulares va a dar los mismos resultados en humanos, explica Carlos Amábile.

No se pueden tomar atajos y decirle a la gente que lo que funcionó en laboratorio con ratas o con cultivos celulares va a dar los mismos resultados en humanos, explica Carlos Amábile.

No existen estudios clínicos realizados en humanos que hoy permitan afirmar que el coronavirus que causa la enfermedad COVID-19 puede ser frenado con el tratamiento llamado Lisado bacteriano OM-85 o Broncho Vaxom. Así lo aclaró a los lectores de Crónica, Carlos Amábile, doctor en Toxicología y Maestro en Farmacología que fundó hace dos décadas la Fundación Lusara para la Investigación Científica, especializada en estudiar moléculas y fármacos que se usan para tratamientos de salud.

La entrevista surgió a raíz de decenas de notas periodísticas y publicaciones en redes sociales, en las que se afirma que hay un estudio científico que ya encontró un tratamiento para frenar el COVID.

“Sí se publicaron resultados de un estudio muy serio sobre los efectos positivos del Lisado bacteriano OM-85 para frenar el acoplamiento del coronavirus SARS-CoV-2 a las células humanas, pero aclaremos que el estudio se hizo en cultivos de células, en laboratorio. Hay una distancia grande entre tener resultados en cultivos de células y recomendar que se aplique a pacientes”, dijo el autor de estudios sobre farmacología publicados en revistas científicas internacionales como Cell, Mutation Research y Journal of Bacteriology.

“No se pueden tomar atajos y decirle a la gente que lo que funcionó en laboratorio con ratas o con cultivos celulares va a dar los mismos resultados en humanos, sobre todos porque ya vimos dos casos similares que terminaron por fracasar durante la pandemia: la Ivermectina y la hidroxicloroquina. Esto no significa que en este momento debamos descartar que el Broncho Vaxom pudiera beneficiar a las personas, pero debemos ser prudentes. Desde hace más de 50 años los medicamentos deben superar pruebas clínicas antes de ser autorizados para su uso y esto fue algo que se adoptó después del problema que ocurrió con la Talidomida, el medicamento que evitaba náuseas durante el embarazo y provocó el nacimiento de miles de niños con malformaciones. Hoy sabemos que no hay nada que sustituya a un buen estudio clínico antes de llevar un tratamiento o fármaco a los pacientes”, agregó el director de Fundación Lusara, quien aclaró que el Broncho Vaxom ya cuenta con autorización para otros usos, por lo que no es tóxico, pero sí podría ocultar algún síntoma, retrasar la búsqueda de tratamiento y hacer que la gente se exponga irresponsablemente a contagiarse.

La ola de notas periodísticas difundidas en México inició el 7 de enero, cuando agencias internacionales de noticias reprodujeron una entrevista hecha en Italia a la investigadora Donata Vercelli, quien encabezó un estudio en células humanas que demostró beneficios del Broncho Vaxom para frenar la adherencia y multiplicación del coronavirus.

“El estudio fue publicado en la revista The Journal of Allergy and Clinical Immunology, pero sólo se limita a informar sobre los efectos en cultivos de células, pero en ningún renglón sugiere que se aplique a pacientes humanos. Aparentemente este problema se genera por esta necesidad imperativa que tienen los medios de comunicación para generar muy rápido notas informativas y tener presencia en internet”, dijo el investigador mexicano.

“El laboratorio que fabrica Broncho Vaxom no ha informado, ni siquiera insinuado, que su tratamiento pueda usarse contra COVID19. Como ya dijimos, hay datos alentadores pero faltan estudios clínicos y el laboratorio seguramente sabe que no puede promover su tratamiento con la actual información pues podrían generarse un problema regulatorio grave”, concluyó.

Broncho Vaxom está autorizado para otras indicaciones.

El tratamiento Broncho Vaxom, es fabricado por el laboratorio farmacéutico alemán Grünenthal y es una herramienta preventiva que se usa desde hace más de 60 años para proteger a niños con enfermedades respiratorias crónicas. Los lisados bacterianos, como OM-85 o Broncho Vaxom, refuerzan el sistema inmune al usar partículas fraccionadas mecánicamente o células químicamente degradadas, para estimular las defensas en el tracto respiratorio. En medio siglo se han realizado estudios que demuestran los beneficios, en pacientes, del Broncho Vaxom contra diferentes bacterias, pero no coronavirus.