Escenario

Hatsune Miku, la diva virtual, llena de colores al Pepsi Center

COBERTURA. La famosa vocaloid desarrollada por Yamaha llegó al recinto capitalino para mostrar porque es uno de los fenómenos musicales del año

música

Hatsune Miku en el Pepsi Center.

Hatsune Miku en el Pepsi Center.

OCESA/Liliana Estrada

El Pepsi Center se convirtió en un lugar de encuentro moderno donde la música, la tecnología y la creatividad se fusionaron en un solo momento. Desde tempranas horas de la tarde, las calles cercanas comenzaron a llenarse de fans emocionados con cosplays de sus personajes virtuales favoritos y portando con orgullo banderas, pancartas, peluches y demás mercancía que estuviera a su alcance, los seguidores de Hatsune Miku transformaron los alrededores en un festival de colores y sonrisas.

Las vocaloids son programas de síntesis de voz desarrollados por la empresa japonesa Crypton Future Media, capaces de crear voces sintéticas con una calidad y expresividad dignas de una idol lo que los ha llevado a llenar estadios por todo el mundo e innovar la manera en que el público percibe a un artista.

La expectativa por presenciar el espectáculo de la diva virtual más famosa del mundo era palpable en el aire. La tecnología de vanguardia y la música envolvente tenían todo para ser un evento triunfal, sin embargo, desde que se confirmó que habría ausencia de la ilusión de un holograma como se ha presentado en otras giras y solo pondrían una pantalla donde se proyectaría la vocaloid generaron disgusto no solo a nivel nacional, sino internacional, pero no por ello dejaron de apoyar el evento.

Lee también

Radwimps ofrece una velada de bellos momentos en el Pepsi Center

AJ Navarro
Radwimps en el Pepsi Center.

A pesar de estos contratiempos, el entusiasmo de los fans no decayó. Cada vez más personas se congregaron frente a las puertas del Pepsi Center, dispuestas a dejarse llevar por la magia de Miku Expo 2024. Al ingresar al recinto, se percibían los ánimos de todos los fans. La expectativa alcanzaba su punto máximo mientras los asistentes llenaban el lugar y aguardaban el comienzo del espectáculo lanzando peluches y jugando con las lightsticks.

Finalmente, las luces se atenuaron e inmediatamente dio inició el concierto entre un mar de gritos y ovaciones. Una voz suave y melodiosa resonó a través de los altavoces, anunciando la llegada de la estrella de la noche: Hatsune Miku. Con su característico cabello turquesa ondeando al viento virtual, Miku hizo su entrada triunfal al escenario, desatando el delirio entre los presentes. Saludó al público con un tierno español, agradeciendo la cálida recepción y el apoyo inquebrantable de sus seguidores mexicanos.

Acompañada por talentosos músicos de apoyo a los costados del escenario, Miku se sumergió en un repertorio diverso y muy bueno a lo que se ha presentado en otros Miku Expo, teniendo pocas canciones clásicas y dando más visión a los nuevos sencillos. La audiencia fue transportada a través de un viaje musical lleno de emociones, desde la alegría y la euforia hasta la melancolía y la nostalgia.

Así lució el escenario.

Así lució el escenario.

OCESA/Liliana Estrada

Entre las actuaciones más destacadas se encontraba un impresionante solo de guitarras titulado “Guitar Vixen Diary”, que mostraba la destreza y el virtuosismo de los músicos en vivo. Además, la presencia de otros Vocaloids como Kagamine Rin y Len, Megurine Luka, MEIKO y KAITO agregó una dimensión adicional al espectáculo, proporcionando variedad y dinamismo a la actuación de Miku.

Durante el transcurso del concierto, Miku sorprendió a la audiencia al interpretar algunas canciones en español, como “Sharing the world” y “Miku fiesta”, demostrando su versatilidad y adaptabilidad como artista. Cada nota resonaba en el corazón de los presentes, creando una conexión única entre la diva virtual y su público.

A medida que la noche avanzaba, el ritmo volvía a levantarse con temas como “Gimme×Gimme” que prendía a todos, haciendo que la audiencia se entregara por completo a la música y el espectáculo. No importaba si ya habían visto a Miku anteriormente en otros años, siempre es una buena oportunidad para disfrutar de su música.

A pesar de los desafíos técnicos y logísticos, el concierto de Hatsune Miku en el Pepsi Center fue suficiente para cumplir la cuota de emoción del público; fue una experiencia que demostró el poder de la música para unir a las personas y trascender las barreras del tiempo y el espacio.