Cultura

"Lecturas filosóficas para el siglo XXI" (fragmento)

Con motivo de la presentación del libro, el próximo martes 1 de agosto, El Colegio Nacional nos comparte un fragmento a cargo del lingüista Luis Fernando Lara, uno de los coordinadores de éste 

el colegio nacional

Luis Fernando Lara es investigador emérito del Colmex y miembro de El Colegio Nacional.

Luis Fernando Lara es investigador emérito del Colmex y miembro de El Colegio Nacional.

ECN

Compartimos con los lectores de Crónica un fragmento del libro "Lecturas filosóficas para el siglo XXI" (El Colegio Nacional, 2023), que se presentará el próximo martes 1 de agosto a las 6:00 p. m., en el Aula Mayor de El Colegio Nacional. Participarán José Ramón Cossío, Luis Fernando Lara y Guillermo Hurtado. 

                                               ***

Gracias a la colaboración determinante del profesor Guillermo Hurtado, miembro del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en 2018 y a comienzos de 2019 dedicamos dos jornadas a homenajear a los filósofos que formaron parte de El Colegio Nacional y a los ya fallecidos que también abrieron caminos en el pensamiento contemporáneo mexicano. Esta vez, con la colaboración del doctor José Ramón Cossío Díaz, invitamos a destacados filósofos para participar en tres mesas junto con miembros de El Colegio Nacional y otros especialistas, dedicadas a reflexionar sobre “Ética y moral”; “Justicia y ley” y “Democracia y liberalismo”.

No son, por supuesto, los únicos temas importantes para el pensamiento contemporáneo en México y en el resto del mundo, pero sí los que nos tocan de manera vital en esta época, en que el mundo en que vivimos enfrenta el riesgo inminente de la desaparición de la vida a causa de la destrucción del medio ambiente; recientemente a causa de la insospechada pandemia de Covid-19; también a causa de gobiernos empeñados en desconocerlos e incluso negarlos soezmente. 

Este mundo nuestro en el que la vida humana ha perdido valor; se asesina a pueblos enteros; se convierte en delincuentes a quienes emigran para salvar sus vidas; se denigra, abusa y mata a mujeres por machismo o por perversas interpretaciones morales de las religiones; se propagan la drogadicción y el abuso del cuerpo mediante los medios de comunicación, en particular el cine, la televisión y la publicidad; se cultiva la violencia; a los jóvenes se les ofrece un futuro, si no de sicarios, sí de miseria. 

Lee también

“Hay que erradicar la idea de que nos acostumbramos a la violencia”: Luis Fernando Lara

Ana Laura Tagle Cruz
"Lecturas filosóficas para el siglo XXI" (fragmento)

Este mundo nuestro en el que la justicia se pervierte en leyes que no reparan los daños, sino que buscan sólo la venganza; en que se abusa del sentido de la democracia en poderes que no representan a los pueblos responsablemente, sino sólo siguen como consigna conservar el poder, por el poder mismo. Nos encontramos en la necesidad de innovar nuestros criterios éticos acerca de la vida, la muerte, la dignidad humana, el medio natural; acerca de nuestra responsabilidad como ciudadanos; acerca de la justicia y los modos en que se manifiesta o no en la ley; acerca de lo que es la vida democrática y la relación, pervertida por el neoliberalismo —pero también por el populismo—, entre política y economía.

El Observatorio Filosófico de México, presidido por el profesor Gabriel Vargas y del cual forman parte varios de los filósofos que participarán en estas sesiones, ha venido insistiendo en el papel que debe tener la filosofía en la educación mexicana. Recientemente publicó el libro descargable "La filosofía y la Cuarta Transformación de México", una importante aportación al debate que hoy nos interesa a los mexicanos. Ahí se señala la profunda crisis moral en que nos han sumido tantos años de corrupción y dejadez, y la necesidad de una ciudadanía democrática y un verdadero Estado de derecho.

La filosofía es conocimiento, por supuesto, pero sobre todo reflexiona acerca de las interrogantes más profundas del ser humano y no ofrece respuestas definitivas, pero sí múltiples guías para pensar por uno mismo. La filosofía crea sabiduría.

Al planear estas sesiones propuse a los doctores Cossío Díaz y Hurtado que las denomináramos “lecturas filosóficas”. Mi propósito no es hacer el juego al anglicismo, ya que "lectures" significa "lecciones" o "conferencias". Lo que pretendía era que estas mesas redondas dieran lugar a verdaderas lecturas, textos escritos, breves pero sustanciosos, que nos ayudaran a situarnos y reconocernos en este primer cuarto del siglo XXI y las publicáramos como una serena y entrañable compañía para los minutos en que nos ponemos a meditar acerca de nosotros mismos y nuestra presencia en este mundo.

Agradecemos su participación y compromiso con este libro a los profesores Paulette Dieterlen, Ángeles Eraña y Juan Antonio Cruz Parcero, del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM; Héctor Zagal, de la Facultad de Filosofía de la Universidad Panamericana; Roberto Breña, del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, y José Ramón Cossío Díaz y Diego Valadés, de El Colegio Nacional.

*Miembro de El Colegio Nacional