Nacional

Ser rentables, el mayor reto para los expendedores de periódicos: Reyes Díaz

El líder de la Unión de Expendedores de México, Marco Reyes Díaz, habla en exclusiva con Crónica sobre el negocio, salud, y educación del voceador

100 años de la Unión de Voceadores

Marco Antonio Reyes Diaz, secretario general de la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México, planteó a Crónica los principales retos que enfrenta su gremio.

Marco Antonio Reyes Diaz, secretario general de la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México, planteó a Crónica los principales retos que enfrenta su gremio.

Adrián Contreras

A punto de cumplir 100 años como una comunidad unida y estructurada, la Unión de Expendedores y Voceadores de los Periódicos de México (UEVPM) enfrenta el mayor reto de su longeva existencia: lograr que sus 3 mil 500 puntos de venta sigan abiertos.

Marco Antonio Reyes Diaz, secretario general de la Unión, acepta hablar en exclusiva con Crónica sobre el contexto de los voceadores, previo a que el próximo 20 de abril la organización que dirige desde hace 8 años alcance su primer centenario.

Nieto e hijo de voceadores, tercera generación en el oficio revela que inició su voceo a los 17 años, cuando era época de bonanza; 32 después, ya como líder de los suyos trabaja por reinventar a la Unión, que sea rentable frente a un mundo que consume más en digital que en papel impreso, en el cual las alertas en pantallas atraen más que un “¡extra, extra!

Reyes Diaz señala la necesidad que los puestos de periódicos y revistas sigan abiertos porque de lo contrario sería afectada toda la cadena de distribución, desde el periódico, el editor, hasta la Unión; el reto es que cada puesto, cada punto de venta, sea rentable.

Fundada en 1923, la UEVPM se impuso distribuir eficientemente los numerosos productos informativos impresos en México, contribuyendo así a la oportuna formación cultural, social y política de los mexicanos; pero hoy la lectura impresa disminuye aceleradamente.

Vacas flacas y Salud

Nieto e hijo de voceadores, tercera generación en el oficio Marco Reyes reveló que inició su voceo a los 17 años, cuando era época de bonanza; hoy te toca gestionar las

Nieto e hijo de voceadores, tercera generación en el oficio Marco Reyes reveló que inició su voceo a los 17 años, en época de bonanza; hoy te toca gestionar las "vacas flacas" en su organización.

Adrián Contreras

El líder de la Unión recuerda que su Abuelo, Don Isidro Reyes, fue toda su vida empleado en un expendio; luego su padre, Mario Reyes, inició como empleado a los 6 años y tuvo la oportunidad de crecer y ser dueño de su propio punto de venta, el cual dirigió hasta su muerte a los 79 años.

Con ellos, evoca, fue tiempo de bonanza; “me tocó la transición más fuerte, un buen reto cuando la Unión estuvo tronada, las vacas flacas, eso nos ha llevado a cuidar el dinero y saberlo invertir, por eso mi visión hasta que me vaya de aquí es la salud del voceador y que esté bien porque lo merece, ya que 8 de cada 10 carecen de seguro social”.

Marco Reyes Díaz señala que el padrón de voceadores se hizo viejo y por eso la apuesta, la inversión es hacia la salud, con un buen servicio al voceador.

Las “vacas flacas nos han llevado a ser muy eficientes en el ejercicio del presupuesto y a favorecer el programa de Seguro de Salud para el Voceador”, explica.

“Le estamos apostando mucho a la Clínica del Voceador, es particular de primer contacto; ya cuenta con dos quirófanos en los que se han practicado 40 operaciones en lo que va de 2023, y ofrece especialidades médicas”, detalla.

Estos servicios médicos están alcanzables por una modesta cuota anual, ya que el voceador carece de seguro social y prestaciones”, señaló.

El voceo como negocio

Como atractivo de emprendimiento, explica que el punto de venta no se pierde porque puede ser heredado, y por eso hay voceadores para muchos años más.

Los ingresos de la Unión provienen de ventas por publicidad a través de 900 kioscos, que es un ingreso constante con el que cuenta la organización actualmente.

Los ingresos de la Unión provienen de ventas por publicidad a través de 900 kioscos, que es un ingreso constante con el que cuenta la organización actualmente.

Adrián Contreras

Detalla que actualmente la CDMX representa el 70 por ciento en ventas a nivel nacional, y la Alcaldía Cuauhtémoc representa el 60 por ciento de estas ventas nacionales, con 920 voceadores que significan 35 por ciento del padrón de voceadores en la capital del país.

Revela que el 60 por ciento de las ventas ha caído en los últimos 10 años; antes se regían por cuotas de participación, pero estas desaparecieron porque sus agremiados ya no pudieron dar su cuota.

Actualmente sus ingresos son netamente por ventas de publicidad a través de 900 kioscos, que es el único ingreso con el que cuenta la Unión.

¿Por qué alguien podría ver el voceo de periódicos como una alternativa de negocio, cómo lo recomendaría a un estudiante?

“Le diría que un voceador es un emprendedor dueño de su propio negocio con un buen ingreso, la inversión es muy pequeña, estar en la vía pública es una gran ventaja, y hay un margen muy grande de artículos y servicios atípicos que pueden ser vendidos en el punto de venta, sin perder la esencia que es lo editorial”, responde de inmediato.

También le diría que es cansado, hay voceadores que se levantan a las 4 de la mañana, aunque cada uno puede manejar sus propios horarios, todo depende de cuanto aguanta el cuerpo; “eso no ha cambiado, aunque los productos sí”.

Luego revela que las nuevas generaciones ya no quieren ser voceadores, traen otro chip e ideas de emprendimiento, además que quieren ganar mucho dinero con poco trabajo y rápido.

Reyes Díaz también habló “con gusto” de la economía de bebidas calientes y alimentos que los voceadores activan cada madrugada; a saber: canelas, avenas, café con leche, té, panadería dulce de dimensiones atípicas y las conocidas tortas de milanesa de Abraham, negocio que ahora llevan las hijas de este.

Cuenta que tal como sucede con los puntos de venta de los voceadores, los negocios de bebidas calientes y alimentos son heredados y traspasados de generación en generación, y para ellos las ventas son buenas por la actividad de los pregoneros editoriales.

Para algunos voceadores las ventas son muy buenas porque sus clientes son las instituciones de la Administración Pública, que compran grandes cantidades de productos editoriales para hacer sus resúmenes informativos o síntesis.

El secretario general de la UEVPM pidió a los medios de comunicación seguir confiando en la cadena de distribución de la Unión, “los tiempos son demandantes y requerimos apoyarnos mutuamente para cubrir costos operativos y cumplir el trabajo con calidad”.

Sin Escuela del Voceador

Marco Reyes Díaz comentó a Crónica que tuvieron que cerrar la

Marco Reyes Díaz comentó a Crónica que tuvieron que cerrar la "Escuela del Voceador" por falta de presupuesto y problemas con la infraestructura del inmueble.

Adrián Contreras

Marco Reyes Díaz comentó que contaban con la escuela primaria "Voceadores de México", un servicio educativo para hijos de los voceadores.

Esta ofrecía transporte escolar, un comedor donde desayunaban y comían los alumnos, además de útiles y uniformes para todos los estudiantes, un servicio mejor que el brindado por una Escuela de Tiempo Completo de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La tuvieron que cerrar por insuficiencia presupuestal, su infraestructura se encuentra en mal estado y no piensan reabrirla en el futuro mediato, “y es un poco complicado ahorita platicar con la autoridad educativa para pedirle ayuda”, explicó.

Reyes Díaz dijo que no cuenta por ello con planes para habilitar competencias específicas como Marketing Digital, Ventas, o Administración, para sus agremiados.

Señala que en 3 ó 4 meses abrirán un programa de oferte de empleo para atraer a personas interesadas en trabajar los puntos de venta que están cerrados actualmente, y que pertenecen a expendedores que ya no volvieron de la pandemia.

Finalmente, el secretario general de la UEVPM que dejará su encargo en octubre y no se reelegirá, agradeció a su gremio, a cada voceador, “que ha sido golpeado durante muchos años, pero sigue vigente y así lo hará durante décadas”, 100 años más.