Metrópoli

El MP atendió a Natalia sólo después de que amagó con acudir a la Contraloría y Derechos Humanos

Lleva 5 años de insultos, acoso y ahora enfrenta extorsiones de su expareja; “no le han hecho nada, así no podemos ayudarla”, la respuesta del MP.

historias de mp

"En las agencias del MP es triste que las mujeres sean quienes más mal te tratan", asegura la víctima.

“Ya estoy cansada de él, lleva 5 años insultándome diciendo que soy una puta, que yo lo acoso y no dejo de buscarlo, ahora me extorsiona y amenaza. Tengo miedo que me haga algo, pido ayuda y me dicen que no puedo denunciar porque no me ha hecho nada; parece que sólo pueden levantar denuncias si ya te hicieron algo”, cuenta Natalia a Crónica.

Los casos de los ciudadanos quejándose de los funcionarios de los MPs, no paran. Además de señalar la mala actitud de los encargados de atender las mesas de los MP, también han indicado que recomiendan no hacer denuncias porque como “no hay pruebas” o no es un delito mayor, el proceso tardará mucho. Es el caso de Natalia, una ciudadana que acudió a Crónica para solicitar ayuda ante su impotencia.

La relación de Natalia y Alejandro terminó hace 5 años, vivían juntos en Cancún, pero él la abandonó, dejándola endeudada y hablando mal de ella con todos sus conocidos. Durante ese tiempo, él sólo la buscaba para molestarla e insultarla, pero Natalia decidió hacer caso omiso a sus mensajes.

“Alejandro me acusaba de que yo quería quedarme con su laudo porque demandó a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, porque lo corrieron, pero fue por ratero”, contó Natalia. La situación empeoró cuando ella se dio cuenta que Alejandro la vigilaba después de tantos años, pues sus padres y hermano habían visto al hombre por su casa.

“Me comenzó a dar miedo lo que estaba haciendo porque no tiene nada que hacer por la zona y el 23 de octubre fue que comenzó a extorsionarme, me pidió dinero a cambio de no publicar videos íntimos de cuando eran novios”.

Por temor a que su expareja hiciera algo en su contra, Natalia acudió a la Fiscalía Especializada, pero no la querían atender, las encargadas señalaron que como “no le habían hecho nada o no le había enviado fotos de su pene (por ejemplo) o amenazado con hacerle daño”; incluso le dieron a entender que perdía y les hacía perder el tiempo. Además, comentó que lo más lamentable es que la mayoría de las mujeres que atienden la agencia, son las que peor tratan a las personas.

“Parece que la gente de aquí espera a que nos hagan algo para poder levantar una denuncia y como les dije que me iba a ir a quejar a Contraloría y a Derechos Humanos, me tomaron la declaración después de seis horas y me citaron en dos semanas para darme cita de examen psicológico hasta el 17 de enero. Es triste que las mujeres en su mayoría son más canijas que los hombres y te tratan peor, casi casi que yo tengo la culpa de lo que me está pasando por haberle tenido tanta confianza”.

La victima señala que genera impotencia el saber que no la quieren ayudar, a menos que el daño sea grave. “Para ellos es menor todo, si no vienes madreado o si no traes dinero, no te pelan y si fueras hijo de alguien o conocieras a alguien allá adentro, seguro se resuelven los casos de inmediato. Son unos ineptos todos, sé que hay casos más graves que el mío, pero quiero prevenir que suceda algo más”.

Además, señaló que la fiscalía le indicó que como el acusado vive en el Estado de México, no pueden hacer nada porque no es su jurisdicción. “Él no sabe dónde vivo, pero sí sabe donde viven mis papás y donde está su negocio, ya se lo han encontrado todos por el rumbo, Alejandro vive en Ecatepec y no tiene nada que hacer por Azcapotzalco o la Cuauhtémoc y me dicen que como él vive en Ecatepec no es su jurisdicción”.

“Si yo no les digo que me voy a ir a quejar a Contraloría y a Derechos Humanos porque no me quieren dar la atención, no me atienden. Parece que sólo te hacen caso si llegas mal, nosotros venimos porque necesitamos ayuda y queremos prevenir que suceda algo más. Se supone que están para apoyarnos, no para señalarnos, nos victimizan más, si venimos aquí es porque queremos hacer las cosas bien ante la ley”.

Natalia señaló que teme por su vida ya que Alejandro se ha sabido conducir inteligentemente y que ha sido muy cuidadoso al momento de ofenderla y extorsionarla.

“Él cuida sus palabras y cómo se conduce porque es abogado y fue actuario de la Junta Especial 11. Pero es aquí donde parece que obligan a uno a tomar justicia por su propia mano, si voy y le meto una golpiza va a venir a decir que yo lo estoy agrediendo, pero yo no sé que más se pueda atrever a hacer”.