Nacional

Llama obispo a guerrerenses a organizarse contra la violencia

La alcaldesa de Chilpancingo aseguró que la seguridad no depende del gobierno sino de la sociedad

guerrero 

Violencia

Violencia

El obispo, Salvador Rangel, llamó a los guerrerenses a organizarse a través del empoderamiento ante la incapacidad y omisión del gobierno de Guerrero para resolver la violencia que se vive en el estado. 

De acuerdo con El Sur este lunes se suspendió una reunión que habría entre el obispo y la gobernadora, Evelyn Salgado, a fin de resolver los problemas que han tenido por el tema de la violencia. 

El hombre propuso un tratado de paz en el que también solicitó sean incluidos los grupos delictivos; sin embargo, el secretario de Gobierno y la titular de la administración contestaron que no están interesados ya que el estado cuenta con su propia estrategia. 

El obispo ofició una misa a Tepecoaculco, en la zona Norte, donde la violencia se ha recrudecido en las últimas semanas.

Acudió, dijo, a petición de los pobladores "porque están muy temerosos" por la violencia que ha azotado los pueblos.

Y señaló que, "esta gente estaba muy asustada y vine a celebrarles la misa y a bendecirles el pueblo", pues la gente cree y cuenta con una "fe muy grande". 

El obispo aseguró que que los gobiernos local y estatal conocen bien a quienes promueven y ejecutan la violencia en el estado por lo que pidió que pongan mucha atención en la cuestión del

"azote" de la violencia que sufre esa población.

Sin embargo, pidió que ante la incapacidad de las autoridades para resolver el problema, la gente se debe

empoderar en las ciudades.

Explicó que así fue como disminuyó el problema de la violencia en Chilapa, donde pidió a la gente que

no se dejaran "bailar por la música del miedo que les tocan estas personas, y aseguró que así, poco a

poco, fueron recuperando la ciudad.

"Es la única salida; que la gente se aduce de las ciudades, de los pueblos", pues de lo contrario, mientras no agarren a estas personas, sobre todo a los cabecillas que hacen tanto mal a la gente, el problema va a seguir, pues como dice el refrán, muerto el perro se acabó la rabia", refirió. 

SEGURIDAD DEPENDE DE LA SOCIEDAD

La presidenta municipal de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, aseguró que la seguridad no depende de las instituciones, sino de la sociedad, hizo llamado a la población para apoyar en las estrategias para inhibir la violencia y agregó que la Fiscalía General del Estado (FGE) inició las investigaciones para determinar las causas del incendio del mercado central Baltazar R. Leyva Mancilla.

En tanto que la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal, Martha Isela Velázquez, no opinó de la homilía del domingo en la misa del obispo Salvador Rangel Mendoza, quien dijo que la violencia que detonó en la quema de los locales del mercado central, lo provocó el grupo delictivo que entro hace ocho meses a Chilpancingo con la ayuda del anterior gobierno estatal, y respondió que las instancias de procuración de justicia determinarán e informarán lo que pasó.