Estados

Organización civil pide detener incremento de gaseras clandestinas

Durante este año han proliferado en todo el Estado de México, lo que consideran una situación de riesgo para los ciudadanos

En las gaseras se colocaron sellos de clausura.

Foto: Especial 

La organización civil, Conciencia Ciudadana Estado de México, pide a la federación detener el incremento exponencial de las llamadas “gaseras clandestinas”, que durante este año han proliferado en todo el Estado de México, lo que consideran una situación de riesgo para los ciudadanos pues estos lugares se instalan en zonas habitacionales, cerca de escuelas y sin los mínimos requisitos de seguridad que exige Protección Civil para el manejo y venta de ese tipo de energéticos.

Denuncian también una suerte de contubernio con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que dirige Leopoldo Vicente Melchi García, pues solo durante este año han presentado 35 denuncias por las diversas irregularidades en las estaciones de carburación y sin embargo, la dependencia encargada de vigilar, ordenar y supervisar estos puntos de venta, no han hecho nada para impedir su proliferación.

“Solo en durante este año hemos documentado cinco en Nicolás Romero, en Los Reyes Acaquilpan otras cinco, en San Vicente Chicoloapan una, en Ecatepec cinco más, en Chimalhuacán hay nueve, en Almoloya de Juárez tres, en Zinacantepec una, hay cuatro en Chalco, otras cuatro en Toluca, dos más en Ixtapaluca, otras dos en Tianguistengo y una en Los Reyes La Paz”.

“Además, tenemos más de 200 denuncias de vecinos de otros puntos, también en el Estado de México que se han quejado de lo mismo, que de la noche a la mañana aparecen las gaseras clandestinas y que venden todo el día. En todos los alrededores huele a mercaptano y eso les genera molestias, vómitos, dolores de cabeza y daños a la salud”, expuso el dirigente de Conciencia Ciudadana, Israel Santana.

Ante esta situación y la negativa de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de querer intervenir, piden tanto a las autoridades municipales, a las del Estado de México y al presidente, Andrés Manuel López Obrador que intervenga antes de que se registre una situación más complicada y donde civiles, pierdan la vida ante la indiferencia de las autoridades.

“Los hemos denunciado, esos puntos de venta son una bomba de tiempo, si no las regulan, si no les exigen las reglas mínimas de seguridad para operar, pueden desencadenar una tragedia”, puntualizó el entrevistado.