Metrópoli

Transición de Sedesa a IMSS-Bienestar lleva 98 por ciento del avance

Este proceso de transición es muy importante en términos de acceso a la justicia laboral y fortalecimiento de los servicios de salud

Foto: Gobierno de la Ciudad de México

Foto: Gobierno de la Ciudad de México

El proceso de transición del personal médico de la Secretaría de Salud (Sedesa) hacia IMSS-Bienestar está a punto de culminar con un avance asombroso del 98%; de un total de 6 mil 270 trabajadores que estaban considerados para esta Primera Fase, ya se han registrado satisfactoriamente 6 mil 125, así lo informó el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Ricardo Ruiz Suárez.

Esta transición marca un hito histórico, ya que brinda una serie de beneficios laborales sustanciales para los trabajadores involucrados. 

Mejoras significativas

Entre los privilegios que ahora podrán disfrutar se encuentran la adquisición de una plaza de base, la obtención de prestaciones de ley, el reconocimiento oficial de la antigüedad que habían acumulado durante su tiempo en el ISSSTE, y, sin duda, mejoras en sus ingresos. Este proceso innovador comenzó el 28 de septiembre de 2022 y desde entonces ha estado en marcha.

En este sentido, se subrayó que a partir del 1 de septiembre, estos profesionales de la salud comenzarán sus labores bajo la administración de la dependencia federal, y a partir del 15 de septiembre, los pagos quincenales serán manejados por IMSS-Bienestar. Para garantizar una comunicación fluida y resolver cualquier inquietud que pudiera surgir en el proceso, SEDESA se ha comprometido a mantener abiertos canales de comunicación.

Desde el pasado mes de julio, se han venido realizando asambleas y mesas de trabajo con el personal interesado, brindando información detallada y aclarando cualquier incertidumbre que pudiera surgir en relación con esta trascendental transición. 

Resultados positivos 

Martí Batres, jefe de Gobierno, destacó que este proceso tiene dos resultados positivos: por un lado, mejora las condiciones laborales, los ingresos y la estabilidad de los trabajadores de la salud en la Ciudad de México; por otro, contribuye en gran medida a la meta más amplia de lograr la universalización de los servicios médicos, asegurando que cualquier residente del país tenga acceso a servicios de salud gratuitos y abarcadores.

Oliva López Arellano, titular de Sedesa, compartió su satisfacción por el exitoso cumplimiento de esta fase de transición a IMSS-Bienestar, la cual augura mejoras notables en las condiciones laborales de los trabajadores. 

Estas plazas federales, que proporcionarán estabilidad en el empleo y una serie de prestaciones de ley, son un paso adelante en términos de justicia laboral y en el fortalecimiento de los servicios médicos en la ciudad.

Foto: GCDMX

Foto: GCDMX

Con miras al futuro, se espera que a finales de este año quede completada la transición de los servicios médicos de la ciudad a IMSS-Bienestar, un cambio que beneficiará a los ciudadanos de la Ciudad de México. "Lo que sigue es, sobre todo, fortalecer estas unidades", señaló López Arellano, destacando que ya se están realizando intervenciones y mejoras en los Centros de Salud como parte de esta evolución hacia IMSS-Bienestar.

La coordinación estrecha y efectiva entre las autoridades locales y federales ha sido crucial para que este proceso se lleve a cabo de manera exitosa. El Coordinador estatal de IMSS-Bienestar en la Ciudad de México, José Alejandro Ávalos Bracho, resaltó que este proceso lleva más de un año en desarrollo y ha implicado un trabajo conjunto y multidisciplinario entre diferentes entidades.

Además, Jorge Alejandro Cruz, Coordinador de Recursos Humanos de IMSS-Bienestar, informó que como parte de los beneficios, se ha aprobado un incremento salarial de hasta un 20% para el personal médico. Este aumento variará en función de las categorías, siendo especialmente ventajoso para las áreas de medicina y enfermería, resaltando el compromiso de la institución en brindar servicios médicos de calidad.