Mundo

Pescadores indios explotados en Irán roban el barco de su empleador para volver a su país

La embarcación fue interceptada en el mar Arábigo, y los trabajadores han sido llevados a Cochin para investigar su situación.

Emigración forzada

La guarda costera de la India rodean una embarcación de bandera iraní, que seis marineros indios utilizaron para volver al país asiático

La guarda costera de la India rodean una embarcación de bandera iraní, que seis marineros indios utilizaron para volver al país asiático

EFE/ red social X de los guardacostas indios

La guarda costera de la India afirmó este lunes haber detenido a seis pescadores indios en un barco iraní, que los trabajadores del país asiático robaron a su empleador para regresar a sus hogares tras alegar malos tratos y el impago de salarios.

"La Guardia Costera de la India, en una rápida operación coordinada mar-aire, interceptó y detuvo a un barco pesquero iraní en el mar Arábigo al oeste de la costa de Kerala, con seis tripulantes indios empleados en Irán", señaló en un comunicado en la red social X.

Los marinos indios alegaron haber sido víctimas de explotación por el propietario de la embarcación, según la fuente oficial, que precisó que el navío fue trasladado a la ciudad sureña de Cochin para investigar la versión de los tripulantes.

Los guardacostas compartieron en las redes sociales imágenes de la embarcación, rodeada por dos barcos de las fuerzas indias, así como de los seis tripulantes a bordo cuando fueron arrestados.

"Según su declaración, no recibían ningún salario y sufrían malos tratos en Irán. Dijeron que incluso habían sufrido agresiones físicas por parte del empleador. Así que escaparon en el mismo barco en el que habían estado pescando", relató una fuente policial a la agencia india PTI.

Los seis indios trabajaban en Irán desde hace casi un año y medio, de acuerdo con la versión de las autoridades, y se vieron en dificultades en su intento por volver al país asiático al quedar varada la embarcación a falta de combustible.

El estado costero de Kerala, uno de los más desarrollados y ricos del país asiático, cuenta con 2,1 millones de emigrantes, en su mayor parte residentes en naciones del Golfo Pérsico y otros países árabes, según un informe elaborado en 2018 por el Centro para los Estudios de Desarrollo (CDS).