Negocios

CDMX sale al quite: reactivará proyecto Vallejo-i e incluye sector automotriz

 Hace dos días, la mayor fabricante de vehículos ligeros en México, General Motors, advirtió que si México no cuenta con energía renovables, no puede cumplir sus metas ecológicas y, por tanto, debe retirarse del país. La CDMX apuesta por que esto no ocurrirá y, junto a empresarios, va por reactivar industria de alta tecnología que incluye, justamente, innovación en la industria automotriz

GM había criticado política energética

Armada

Armada

México dejará de ser destino de inversión en el corto y mediano plazo para General Motors si no hay apuestas de avanzada por energías limpias y por alta tecnología: Fue un aviso que, hace dos días, dejó un tanto fríos a más de uno en el sector, pues claramente era una  crítica inversionística a la preponderancia que la 4T le ha dado a quemar petróleo y carbón como fuente de energía industrial.

GM tiene compromisos cero-cero, es decir, que sus trabajos deben dejar prácticamente una nula huella ecológica y eso no va bien con el uso de combustibles fósiles. Otras armadoras con intereses en México, como BMW, Nissan, Suzuki, Toyota y VW, si bien no han hecho un pronunciamiento similar, tienen también compromisos ambientales. Estas últimas armadoras, no obstante, pueden estar generando un primer punto de contacto con la 4T y nada menos que con miras a reactivar un proyecto en la mismísima capital.

Una reunión en dicha alcaldía Azcapotzalco, encabezada por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y la alcaldesa Margarita Saldaña, sirvió para que el sector automotriz tuviera este primer acercamiento con las autoridades y señalarles los problemas que pueden estarse viviendo en el sector, no sólo los referentes (y viejos) a tasas impositivas de la venta final de los autos, sino también por el interés de participar en un centro de innovación tecnológica que incluye, precisamente, la sustentabilidad industrial como eje.

La Ciudad de México ya prometió un encuentro específico para la industria, para conciliar y buscar acuerdos, de acuerdo a fuentes de gobierno.

Para que el acuerdo se vea como firme, un industria de otro ramo, Femsa comprometió un donativo de 7 millones al fideicomiso que nutre al proyecto y la bolsa de trabajo que maneja la Alcaldía recibirá desde ahora las necesidades de recursos humanos de Oxxo, Femsa, Coca Cola, BMW, Mercedes Benz, Suzuki, Nissan, Toyota, entre otras.

Cabe recordar que en el caso de la innovación destinada al sector automotriz que debería asentarse en Vallejo-i, se contó siempre con un vecino esencial: el Instituto Politécnico Nacional.

Clusters industriales de alta tecnología en Vallejo, generando innovaciones sustentables y justamente sobre terrenos que justamente pertenecieron a una refinería en desuso, serían un mensaje a contracorriente de lo que General Motors señaló.

Por lo pronto, en lo que toca a la alcaldía, se pretende liberar trámites del enorme predio, lo que abriría la posibilidad de que CDMX se meta de lleno en algo que el Bajío está haciendo con éxito: a la par de la industria pesada, la gestión de diseños, componentes y nuevas prácticas industriales en centros de inteligencia industrial o innovación, como ha preferido llamársele en este caso.