Metrópoli

En riesgo, prestación de servicios por deudas millonarias en municipios mexiquenses

Francisco Cuevas Dobarganes, director de la Unidem, acusó que en Coacalco, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán y Toluca están dejando deudas superiores a los 250 millones de pesos. 

Siete municipios bajo la lupa

Especial

Especial

/Francisco Cuevas Dobarganes, director general  de la Unión Industrial del Estado de México,

La Unión Industrial del Estado de México (Unidem) consideró que la realización de obras y la prestación de servicios, se podría frenar en los nuevos ayuntamientos mexiquenses, que tomaran posesión el próximo 1 de enero del 2022, debido a las deudas multimillonarias que heredarán, ya que tan solo en laudos laborales es de más de mil millones de pesos, además de cerca de 4 mil millones de pesos a proveedores.

El director general de la agrupación, Francisco Cuevas Dobarganes, al manifestar su preocupación, recordó que municipios como Coacalco, Ecatepec, Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Cuautitlán y Toluca están dejando deudas por arriba de los 250 millones de pesos y en algunos casos rondan los mil millones.

“Esto sin duda se debe a que no se realizaron correctamente los presupuestos, y los egresos rebasaron a los ingresos, además está el problema heredado de los laudos laborales que son casos de varias administraciones, donde a los trabajadores en algunos casos se les corrió de manera injusta, y al no contar con direcciones jurídicas especializadas, casi todos los juicios se perdieron”.

El representante empresarial consideró muy relevante que estos temas se resuelvan, porque si no se cumplen los laudos para pagar a trabajadores que ya habían ganado los juicios, pueden registrarse destituciones de presidentes municipales, así como de síndicos y regidores tal como ocurrió hace algunos años en el Ayuntamiento de Coacalco.

“El problema que vemos ahora, es que muchos de los municipios grandes, ahora se van a enfrentar a pasivos que en algunos casos, ya no son pagables en el corto plazo, ya no son manejables y es importante hacer una reestructuración muy inteligente, muy bien pensada y planeada, con tasas adecuadas y a largo plazo. La única forma de hacerlo es dejando como garantía los fondos que ellos reciben de las aportaciones estatales y federales para poder contar con garantías”, apuntó.

Cuevas Dobarganes consideró que estas deudas millonarias que enfrentarán los próximos alcaldes y alcaldesas a partir del 2022, representan un riesgo muy importante porque puede haber un freno en obras en proceso y lo que es más grave, se puede poner en riesgo la prestación de servicios públicos.

Por lo tanto afirmó, el gobierno del Estado de México y la Legislatura local deben encontrar las soluciones que permitan encontrar la viabilidad financiera, aunque ello, represente la contratación de nuevos créditos o la venta de bienes inmuebles.

“No estamos de acuerdo en que se vendan algunos predios que pertenezcan a los gobiernos municipales, sin embargo, siempre será mejor esa alternativa, a que las deudas sigan creciendo y se empiecen a afectar algunos servicios públicos como agua potable, mantenimiento al drenaje, alumbrado público o lo que es peor, el pago de sueldos a los trabajadores municipales”, alertó el líder industrial.